OVS pide al Gobierno solicitar ayuda a la OMS por escasez de medicinas

El desabastecimiento afecta a los establecimientos de salud del sector público y privado del país

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) emitió un comunicado en el que insta al Poder Ejecutivo Nacional a solicitar la ayuda y cooperación de las Agencias del Sistema de Naciones Unidas, y en particular de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para atender la crisis de medicamentos y otros insumos que enfrenta el país.

En el texto se recuerda que el desabastecimiento afecta a los establecimientos de salud del sector público y privado del país y ya alcanza el 75% en los medicamentos de alto costo y 85% en los fármacos esenciales.

En este sentido, el OVS cree que la ayuda de la OMS sería de “carácter transitorio y puntual” mientras se resuelve la escasez de medicamentos y otros insumos que existe en Venezuela.

“Exhortamos al Ejecutivo Nacional que atienda con carácter urgente y prioritario las Autorizaciones de Liquidación de Divisas (ALD) pendientes por cancelar a las empresas farmacéuticas a las que se les adeudan montos en divisas por concepto de importaciones de medicamentos y materia prima”, reza el comunicado.

Igualmente pide a la Contraloría General de la República indagar en la situación en la cual se encuentran los proyectos de construcción de plantas vinculadas a la fabricación de medicamentos, cuyos inicios fueron hace varios años para “evitar que la corrupción continúe afectando el derecho a la salud de los venezolanos”.

Cita los casos de la planta de producción de fluidoterápicos, a construirse en el marco del convenio China-Venezuela; la planta productora de medicamentos liofilizados y carbapenems, a construirse en el marco del convenio Colombia-Venezuela; el Complejo Industrial Farmacéutico de Producción de Medicamentos Esenciales, concebido para ser desarrollado bajo la modalidad de empresa mixta cubano-venezolana; y la planta de cefalosporínicos y penicilínicos que se construiría según convenio Portugal-Venezuela.