Ozzie Guillén quiere acabar con los vicios en los Tiburones de La Guaira

"Vamos a jugar duro y con pasión a la pelota, si vamos a quedar campeones eso está en manos de Dios y de los peloteros"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Oswaldo “Ozzie” Guillén ya llegó al parque de la UCV y se ubicó detrás de la jaula de bateo de los Tiburones de La Guaira, para evaluar a sus jóvenes lanzadores con bateador en home.

El diario El Universal reportó que Felipe Lira asistía a los pitchers mientras Guillén y su coach de banca, Ramón Hernández, conversaban acerca de los rookies del grupo, quienes colmaban el terreno en un número superior a sesenta.

Guillén evaluó a William Cuevas, el lanzador de 25 años que podría iniciar la rotación de los escualos. Otros 15 pitchers pasaron por la lomita antes de la práctica de bateo.

En una improvisada rueda de prensa, Guillén afirmó que “Los primeros días de la temporada siempre son alegres. Si hacemos bien el trabajo, esta alegría se prolongará diciembre“, y aseguró que “el mejor pitcher no es el que lance más duro” sino el que lance más strikes.

El también comentarista de la cadena Espn, entrenó al equipo en doble tanda de mañana y tarde “Los coaches no están acostumbrados a eso, pero considero que necesitamos apresurar la puesta a tono, especialmente del pitcheo”, aclaró.

Para Ozzie Guillén “Dirigir en Venezuela es más difícil que hacerlo en Grande Ligas” y es un reto que, aseguró, afrontará “con toda responsabilidad”.

El manager tomará en cuenta la puntualidad y la disciplina de sus jugadores para acabar con los vicios de muchos de los grandeligas que llegan a Venezuela y se acostumbran a relajar las normas.

“Están locos los que dicen que vamos a ganar un campeonato porque llegó Oswaldo Guillén. Mis colegas Alfredo Pedrique y Eduardo Pérez son mejores que yo hasta que yo demuestre lo contrario. Aquí el peor ‘manager soy yo porque nunca he manageado en esta liga”, sentenció. La promesa de Guillén se circunscribe a lo siguiente: “Vamos a jugar duro y con pasión a la pelota, si vamos a quedar campeones eso está en manos de Dios y de los peloteros”.