Pablo Iglesias, el elegido de Chávez para el partido bolivariano en España

Rafael Isea explicó en un documento a Hugo Chávez que las asesorías de Ceps al Gobierno de Venezuela, que comenzaron en el año 2003, servían para “promover los conceptos de emancipación popular, conciencia anticapitalista y controlaría social”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumaium) – Hugo Chávez usó más de siete millones de euros en 2008 para alentar la creación de un partido de corte chavista en España, reveló en exclusiva ABC a través de un documento.

En el material, el Gobierno venezolano no se limitó a liberar los presupuestos para la creación de un partido, sino que señaló a los profesores españoles cuya imagen querían potenciar en Venezuela: Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Verstrynge.

Nada más situar a los tres líderes españoles de corte bolivariano, el informe firmado por Chávez destapa en el siguiente párrafo la gran apuesta, la creación de lo que hoy es Podemos: “Adicionalmente, según lo acordado en el referido consejo de ministros, el consiguiente apoyo económico que significará para la Fundación Ceps (Centro de Estudios Políticos y Sociales) esta contratación, permitirá estrechar lazos y compromisos con reconocidos representantes de las escuelas de pensamiento de izquierdas, fundamentalmente anticapitalistas, que en España puedan crear consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano”, precisó el diario español.

El informe del ministro del Poder Popular para las Finanzas, titulado “Punto de cuenta al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela”, tiene fecha del 28 de mayo de 2008. El “punto de cuenta al Comandante Presidente” tenía como asunto “solicitar la aprobación de recursos para la contratación de la Fundación del Centro de Estudios Políticos y Sociales Ceps” para el periodo 2008-2010.

El ministro Rafael Isea explica en el documento a Hugo Chávez que las asesorías de Ceps al Gobierno de Venezuela, que comenzaron en el año 2003, han servido para “promover los conceptos de emancipación popular, conciencia anticapitalista y controlaría social”.

Por otra parte, un “informe táctico” de fecha 2 de septiembre de 2011, que aborda “Reflexiones para el abordaje de expresiones callejeras de la conflictividad social”, apuesta por los antidisturbios de la Policía para reprimir manifestaciones. Los politólogos de Ceps consideran que “en el caso de formas extremas del conflicto en las que no quede más remedio que una intervención que reponga la autoridad del Estado, se sugiere la intervención del equipo de resolución de conflictos del Ministerio del Interior”.

Los antidisturbios sirven para “minimizar la forma del conflicto reduciendo la magnitud del mismo”, añade.

Asimismo, el informe “Punto de cuenta al Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela” recoge la influencia que tienen los ideológos de Ceps en el Gobierno chavista. Rafael Isea cita entre los organismos asesorados por los politólogos españoles cinco ministerios del Poder Popular (Presidencia, Comunicación, Trabajo, Relaciones Interiores Salud), la televisión pública Telesur, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) y la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (Cantv).

Los recursos económicos que Chávez aprobó para contratar a Ceps ascendieron a 7.168.090 euros. Entre 2003 y 2007 se había abonado a la fundación afín a Podemos 2.687.390. Como desveló ABC, Chávez pagaba hasta 7.000 euros mensuales por cada asesor que CEPS enviaba a Caracas.