eluniverso

Pacto ético

Lo ético se mueve en el ámbito de la libertad y el pacto supondría la decisión libre y personal de no mentir y de no evadir los pagos que la ley dispone.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Universo). En uno de los discursos que el presidente pronunció en Manabí propuso un pacto ético contra políticos mentirosos y empresarios evasores de impuestos. Así, político que miente se va a su casa y empresario que no paga los impuestos va a la cárcel.

La idea no es mala, el país ganaría mucho y los ciudadanos nos veríamos obligados a aprender a detectar las mentiras. El problema estaría en las dificultades que, a pesar de la ley, existen para conseguir la información que debe ser pública y en la que en muchos casos estaría la prueba de la falsedad de lo que afirman. También habría que establecer la forma de demostrar con certeza que alguien es “limitadito”, “mediocre”, “corrupto”, “mamarracho”.

Pero, sin duda, sería una forma sencilla de evitar que los que irrespetan al pueblo, mintiéndole, sigan en la palestra política. Por supuesto, sería mucho mejor que nuestros políticos no mintieran porque tienen un compromiso con la verdad y se respetan a sí mismos tanto como a los demás, y no solo por no perder el puesto.

Asimismo sería muy bueno que pudiéramos vivir en un país en el que nadie evadiera impuestos, pero eso supondría, también, que nadie lo permitiera. Pero sería mejor aún que pagáramos debidamente los impuestos porque entendemos la obligación moral de compartir y de respetar la ley. Lo ético se mueve en el ámbito de la libertad y el pacto supondría la decisión libre y personal de no mentir y de no evadir los pagos que la ley dispone.

Categoría: Opinión