Papás drogadictos, algo cada vez más frecuente en Colombia

"Hay muchos papás que todavía fuman marihuana o que fumaron porros mucho tiempo cuando eran jóvenes, y como no les pasó nada dicen que eso no es tan grave".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Esta semana, la problemática de la drogadicción en Colombia volvió al ruedo tras la muerte de Isaac Sánchez, un adolescente de 14 años que falleció tras consumir una extraña mezcla de sustancias químicas, reseña El Espectador.

De acuerdo con la publicación, este episodio -que no es nuevo dentro de los planteles educativos-, fue el detonante para que las autoridades dirigieran de nuevo la mirada hacia el flagelo del consumo de drogas, que no compete únicamente a la policía, ni a las directivas de una institución, sino a las familias.

Muchas sustancias desconocidas se introducen en el ámbito escolar dejando graves secuelas. Además, en muchos casos, son fáciles de adquirir. Es el caso del ‘Dick’, un cloruro de metileno, usado para limpiar computadores, y causante de la intoxicación de cinco niños este jueves en dos colegios del sur de Bogotá.

Pocos saben lo qué pasa al consumir estas nuevas “drogas”, lo preocupante es que se están convirtiendo en tendencia y los jóvenes curiosos llegan al límite de experimentar y asumir el riesgo de sus consecuencias sin conocerlas.

El Espectador consultó a Efrén Martínez, PhD en Psicología y director científico del Colectivo Aquí y Ahora, para hacer una radiografía de la situación que aflige a diario a los papás, que en ocasiones desconocen por qué sus hijos quieren alejarse de la realidad y terminan consumiendo droga.

“Para que haya una adicción se necesitan tres cosas: la droga, la persona y el contexto. Hay quienes son más susceptibles a los depresores, otros a los estimulantes”, señaló. En este sentido, planteó que la persona y el contexto, más que la sustancia como tal, juegan un papel clave.

“Por ejemplo, si usted es alguien tímido que le cuesta romper el hielo y toma depresores como el alcohol se desinhibe. Si usted es prepotente, no es capaz de hacer fila, ni de esperar nunca, y consume cocaína se siente media hora en el Olimpo y después se siente cucarachita, y la solución es: otro ‘pase’”, argumentó.

A su juicio, los entornos emocionales de los adolescentes pesan para tomar cualquier decisión o adoptar ciertos comportamientos. Si ven en sus familias conductas normales, para ellos también lo serán a corto o largo plazo.

La probabilidad de tener papás marihuaneros cada vez es mayor

Al respecto, el psicólogo asegura que “la probabilidad de tener papás marihuaneros cada vez es mayor” en comparación con hace 40 años: “Hay muchos papás que todavía fuman marihuana o que fumaron porros mucho tiempo cuando eran jóvenes, y como no les pasó nada dicen que eso no es tan grave. Lo que esos papás no saben es que la marihuana que se fuma ahora tiene hasta 12 veces más tetrahidrocannabidol (THC), que es lo que más droga tiene”.

Para el director del Colectivo Aquí y Ahora, los papás tienen una baja percepción de riesgo. Eso hace que haya una mayor permisividad y un boom de pro legalización.

Hay, además, un consumo importante de psicofármacos que “está disfrazado, porque muchos adultos lo usan para manejar su ansiedad en lo cotidiano. Y son realmente muy peligrosos”.

¿CÓMO FRENAR O DETECTAR LA CONDUCTA DE CONSUMO?

Reseña El Espectador que en algunos colegios privados del país se hacen pruebas antidoping en jóvenes de bachillerato mayores de 14 años para detectar el consumo de droga, pero surge la pregunta de si, por ejemplo, usted como padre estaría de acuerdo con autorizar que en el colegio donde estudia su hijo se le practique alguna de estas pruebas.

“Si las pruebas antidoping en los colegios para detectar consumo de droga es planteada como un modelo preventivo y no para ver cómo se le hace la vida más difícil al joven, sino para prestar todo el apoyo psicosocial del colegio, es bueno porque reduce el consumo”, opina Martínez.

Esta semana el personero de Bogotá, Ricardo María Cañón, reveló que el problema de drogas en los colegios está: un 49% en colegios públicos y un 17% en privados.
Categoría: Mundo | Claves: Colombia