Paraguay llega con un equipo en proceso de consolidación

El seleccionador de Paraguay, el argentino Ramón Díaz, tiene ante sí el reto de renovar el plantel y consolidar el rejuvenecimiento de la selección de cara al mundial de Rusia 2018, máximo objetivo paraguayo tras no clasificarse para el de Brasil en 2014.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: REUTERS/Jorge Adorno

(Asunción, Paraguay. EFE) .- La selección de Paraguay llega a la Copa América Centenario con un equipo en proceso de consolidación, donde jóvenes como Antonio Sanabria, Miguel Almirón o Blas Riveros piden paso en un bloque con una columna vertebral veterana y que ronda la treintena.

El seleccionador de Paraguay, el argentino Ramón Díaz, tiene ante sí el reto de renovar el plantel y consolidar el rejuvenecimiento de la selección de cara al mundial de Rusia 2018, máximo objetivo paraguayo tras no clasificarse para el de Brasil en 2014.

En la lista de veintitrés seleccionados para la Copa Centenario, Díaz ha introducido una serie de jugadores nacidos entre mediados y finales de los noventa, que pisan fuerte en sus respectivos clubes y tienen la misión de recoger el testigo de quienes integran el eje del equipo.

Y es que el arquero de Colo Colo chileno Justo Villar tiene 38 años, el defensa del Toluca mexicano Paulo Da Silva cumplió 36 y delantero del Seattle Sounders estadounidense Nelson Valdez también pasaron la treintena.

Es pues el momento de que Paraguay aproveche el potencial de algunos de sus jóvenes talentos para generar el necesario relevo generacional.

“Queremos que el grupo siga creciendo, siga trabajando y se siga consolidando. Hay muchos jóvenes que tienen un crecimiento importante y por eso también este es un nuevo desafío para todos. Considero que la selección está creciendo muchísimo”, dijo Díaz cuando presentó la lista definitiva.

Sin embargo, el ejemplo más representativo de este cambio generacional se ha producido por un capricho del destino, que ha dejado fuera a Roque Santa Cruz, de 34 años y con una lesión que le impedirá estar en Estados Unidos.

A su ausencia se ha añadido a última hora la de los también experimentados Pablo Aguilar y Néstor Ortigoza, que se pierden la Copa América por lesión y que han sido sustituidos por Iván Piris y Víctor Ayala.

Santa Cruz, ahora en las filas del Málaga español, ha sido sustituido por el delantero Antonio Sanabria (20 años), que había sido descartado en primera instancia por Díaz pese a su buen rendimiento en el Sporting de Gijón, de la Primera División española.


Junto a él destaca la presencia del volante de Lanús argentino Miguel Almirón, de 22 años, que llega por primera vez a la selección y respaldado por su rapidez y verticalidad en el club argentino, donde ha jugado doce encuentros, marcado dos goles y dado sendas asistencias.

Otro de los que empujan es Robert Piris Da Motta (21 años), una de las perlas del centro del campo de Olimpia, que tras jugar dieciséis partidos en el torneo Apertura y marcar un tanto se sitúa como otro de los candidatos del proceso de renovación.

Díaz tiene por tanto el trabajo de armonizar a los jugadores para quienes esta será su tercera Copa América, como Valdez, con quienes visten por primera vez la camiseta de la selección, como Almirón o el defensa de Olimpia Blas Riveros (18 años).

El benjamín del grupo ganó la confianza del técnico español Fernando Jubero en Olimpia y sus diez apariciones este año en el torneo Apertura le han servido para dar el salto al fútbol europeo tras firmar recientemente con el Basilea suizo.

Sin embargo, entre los veintitrés de Díaz no aparece el goleador de Olimpia William Mendieta, quien se ha quedado fuera por lesión.

Además de salir a disputar la Copa América, el objetivo de Paraguay en el torneo es consolidar el grupo y ajustar mejoras que reviertan su situación en la fase de clasificación para el mundial de Rusia en 2018.

Tras los dos empates ante Ecuador (2-2) y Brasil (2-2), Paraguay se encuentra fuera de las posiciones directas que dan el pase a Rusia 2018 y también del quinto puesto que da la posibilidad de disputar la repesca contra un equipo de Oceanía y que en estos momentos ocupa Colombia.

Así las cosas, dependerá de Díaz engranar en suelo estadounidense un grupo que conjugue la experiencia y saber estar de los veteranos con las ganas y ambición de los jóvenes, una fórmula que estrenará en una fase de grupos que enfrentará a Paraguay con Costa Rica, Colombia y Estados Unidos.

Crédito: AFP