Partidos españoles cierran campaña entre indecisos y vientos de pactos

Partidos españoles cierran campaña entre indecisos y vientos de pactosEl presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, celebra el cierre de campaña de su tolda Partido Popular (PP), junto a Cristina Cifuentes, candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, y Esperanza Aguirre, candidata al Ayuntamiento de Madrid. Crédito: Juan Medina / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. EFE) – Los partidos políticos españoles cierran hoy la campaña para las elecciones regionales y municipales del domingo con un alto nivel de indecisos y la perspectiva, señalada por las encuestas, de que tras la cita con las urnas serán necesarios pactos para configurar mayorías.

Madrid, Valencia y Sevilla son algunas de las grandes capitales en riesgo para los populares, así como varias regiones en las que hasta ahora tenían mayoría absoluta.

Los candidatos y los líderes nacionales de los partidos saltan hoy de un lado a otro del país para aprovechar el último día en que es posible pedir el voto en la campaña para los comicios locales más abiertos en años.

Según la legislación española, y a diferencia de otros países, las encuestas tienen que dejar de publicarse días antes de los comicios, pero todas ellas apuntan que el Partido Popular (PP, centroderecha), que domina el panorama político español, sufrirá un bajón en sus resultados y corre el riesgo de perder poder local.

Madrid, Valencia y Sevilla son algunas de las grandes capitales en riesgo para los populares, así como varias regiones en las que hasta ahora tenían mayoría absoluta.

CIUDADANOS Y PODEMOS: LOS DOS RETADORES

Albert Rivera, presidente del partido Ciudadanos, posa junto a Ignacio Aguado, candidato de su partido a la presidencia de la Comunidad de Madrid, y otros dirigentes de la tolda. Crédito: Susana Vera / Reuters

El desgaste generado por el gobierno de esos municipios y regiones y los más de tres años al frente del Ejecutivo español, en medio de la crisis, parecen pasar factura al PP, así como diferentes casos de corrupción al que se han visto vinculados destacados dirigentes en estos últimos años.

En ello redunda también la aparición de un partido político de ideas centristas y liberales, Ciudadanos, que hasta ahora sólo tenía presencia en la región de Cataluña y que, según las encuestas, disputa al PP una parte del sector moderado del electorado.

En la izquierda, los socialistas (PSOE) intentan recuperar terreno en estas elecciones y cantarían victoria si pudieran recuperar algunos ayuntamientos importantes y sumar el gobierno de alguna región.

Sin embargo, a ellos también les ha salido una amenaza en forma de partido emergente: Podemos, una formación creada a comienzos de 2014 como movimiento en favor de la regeneración democrática y que fue la sorpresa de las elecciones al Parlamento Europeo de hace un año, cuando lograron cinco escaños.

Según los sondeos, Podemos podría incluso superar al PSOE en varios lugares, como el ayuntamiento de Madrid, lo que genera un escenario inédito en la democracia española, el de cuatro partidos con un notable respaldo electoral que tendrían que entenderse para formar gobiernos.

LOS PACTOS SERÁN NECESARIOS

Durante tres décadas PP y PSOE han dominado la política española y sólo en lugares donde hay un sentimiento nacionalista fuerte, como en Cataluña y País Vasco, partidos locales han tenido protagonismo.

Ahora las encuestas sugieren que se abre la puerta a un mayor reparto de poder y para ello serán necesarios los pactos, pero todos los partidos ignoran públicamente esa perspectiva y pugnan hoy hasta el último momento por lograr más votos que les sitúen en mejor posición negociadora.

Existe otro factor relevante y es que las cotas de indecisos llegan, según algún sondeo, hasta el treinta por ciento.

Un dirigente destacado, como es el presidente del Senado, Pío García Escudero (PP), lleva días repitiendo que existe un elevado voto “oculto”, de personas que no quieren confesar a quién van a votar y cree que parte de ese segmento es de su partido, por lo que ha matizado los temores sobre un fuerte descenso electoral.