Peligroso, pero lucrativo: el negocio de la carne venezolana en Colombia

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Después del tráfico de gasolina, el paso de camiones llenos de reses que cruzan la frontera entre Colombia y Venezuela, representa el negocio ilegal transfronterizo más jugoso al mover 300.000 millones de pesos al año.

La ecuación es simple: mientras una res vale 300.000 pesos en Venezuela, en Colombia la venden hasta en 1,6 millones de pesos. “Las descuartizan en las trochas o en fincas binacionales y las comercializan en ciudades como Cúcuta. Pero hemos encontrado rastros de esa carne en Bogotá, y una res con sello venezolano en un lote que se iba a exportar desde Cartagena”, reveló el coronel William Valero, director de la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) a el diario colombiano El Tiempo.

En los últimos 10 meses, la Polfa ha aprehendido 1.895 vacas valoradas en 2.237 millones de pesos y 86.000 kilos de carne que entran en volquetas a más de 30 grados de temperatura sin controles sanitarios. Los traficantes han llegado incluso a mutilarles la marca venezolana, para que no sean detectadas, y a coserles las heridas con cabuya.

MAFIA

Para mover las reses venezolanas, algunas bandas echan mano de alianzas con milicianos del ELN que reciben a las autoridades a bala. Uno de estos episodios -reseña El Tiempo– se registró en diciembre del 2014 en el retén de Hato Corozal, en Casanare. Mientras cuatro policías y un funcionario del ICA requisaban un carro, dos motos les dispararon a mansalva: al ataque solo sobrevivió uno de los agentes.

Por acompañar la mercancía, el ELN cobra el 50% del valor del cargamento. Siempre va primero una moto o un carro para avisar que hay un retén. Pero si les toca reventarse, se revientan. Coronan sea como sea”, aseguró un ganadero de la zona que agregó que hay dirigentes políticos locales y hasta gremiales involucrados en el negocio.

PROBLEMA PARA COLOMBIA

Pero más allá del negocio ilegal, el tráfico de reses y de carne desde Venezuela se le está convirtiendo a Colombia en un problema de salud pública y de comercio exterior. Ese trasiego sin control es una de las razones por las cuales están frenadas las exportaciones de carne y ganado en pie a Estados Unidos.

Luis Humberto Martínez, gerente del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), dice que Venezuela es el único país de Suramérica que no ha sido declarado libre de fiebre aftosa: “Washington nos ha dicho una y otra vez que no se pueden arriesgar a que lleguen animales infectados, y nos muestra las fotos satelitales de los camiones ingresando por trochas”, dice el gerente del ICA.

Para leer más, pulse aquí




Categoría: Venezuela | Claves: Frontera colombo-venezolana