Pensionados esperan el bono de alimentación desde hace casi tres años  

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El presidente Nicolás Maduro prometió hace dos años y nueve meses que los jubilados y pensionados de Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) serían beneficiados por un bono de alimentación, salud y recreación.

Hoy siguen esperando a que la palabra se cumpla, reseñó El Nacional.

“Estamos llegando a los 2,6 millones de pensionados con salario mínimo. He aprobado los recursos para depositarles a los pensionados un extra especial para salud, planes turísticos y alimentación”, fue lo que dijo el mandatario nacional en febrero de 2014.

En noviembre de ese año el Ejecutivo señaló que se estudiaba una propuesta en beneficio de los adultos mayores, para otorgarles una tarjeta “como complemento de sus pensiones, vinculada a sus medicinas y alimentos más preciados”.

Luego, en cadena nacional Maduro anunció que cancelaría el bono de salud y alimenticio en el primer trimestre del año de 2015, y eso no ocurrió.

El siguiente intento vino de parte de la oposición. En marzo de este año, los diputados de la oposición propusieran la Ley de Bonos de Alimentación y Medicamentos para Pensionados y Jubilados y esta fuera aprobada, aunque no significó la cancelación del beneficio.

El Tribunal Supremo de Justicia declaró la constitucionalidad del instrumento, pero solicitó al Poder Legislativo que demostrara su viabilidad económica.

En ese momento, el diputado Julio Borges, jefe de la fracción parlamentaria de la Unidad, afirmó que “el monto para cubrir la Ley de Bonos de Alimentación y Medicamentos para Pensionados y Jubilados equivale a 20 días al año de nuestro ingreso petrolero”.

Sin embargo, el gobierno continúa negándose a pagar el beneficio, que equivale a 12.000 bolívares mensuales para 3,2 millones de pensionados y jubilados.

LO QUE DICE LA LEY

La Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Jubilados y Pensionados tiene como propósito, de acuerdo con la exposición de motivos, extender “el beneficio legal de alimentación que disfrutan los trabajadores a aquellas personas que dedicaron su vida productiva al trabajo y ahora se encuentran jubiladas o pensionadas”.

La normativa  “procura facilitar la buena alimentación y la adquisición de medicinas por los pensionados y jubilados del sector público y privado”, de acuerdo con el Título 1.

En el otorgamiento de este beneficio se tendrá en cuenta que “los beneficiarios de una sola pensión o jubilación otorgada por una entidad de trabajo del sector privado, por un ente del sector público o por el IVSS, tendrán derecho de percibir el beneficio previsto por cuenta del pagador de la pensión o jubilación, según sea el caso”.

También establece que el beneficio será de 67 unidades tributarias mensuales fijadas en 177 bolívares actualmente, lo que equivale a 11.859 bolívares.  La forma de pago podrá hacerse en cupones, tickets, tarjetas electrónicas o efectivo, a elección del pagador. Asimismo, el bono debe hacerse efectivo en la misma oportunidad en la que se cancela la pensión o jubilación.

En el artículo 5 se precisa que el beneficio podrá ser utilizado para la compra de alimentos y medicinas. Además establece que el IVSS otorgue los medicamentos a los jubilados y pensionados con tratamientos médicos permanentes.