Perspectivas para la economía venezolana: entre la inflación y las distorsiones

Perspectivas para la economía venezolana: entre la inflación y las distorsionesLos venezolanos conviven con la inflación más alta del mundo. Crédito: Ariana Cubillos / AP / Archivo
Publicada por: el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

(Caracas, Venezuela) – En el país con la inflación más alta del mundo, que el año pasado cerró en 68,5% según cifras oficiales, las perspectivas económicas están lejos de ser alentadoras.

A pesar de los dos nuevos aumentos de salario mínimo anunciados por el presidente Nicolás Maduro, que llevarán en julio hasta a 7.421,67 bolívares (Bs) el ingreso mensual básico de los trabajadores en Venezuela, las estimaciones de organismos internacionales y renombrados economistas son para preocuparse.

De las grandes economías de Latinoamérica, Venezuela será la que sufrirá la mayor contracción este año (-7%)

En su informe de Perspectivas Económicas Globales, publicado en abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que de las grandes economías de Latinoamérica, Venezuela será la que sufrirá la mayor contracción este año (-7%) debido al fuerte desplome de los precios de los hidrocarburos. Asimismo, advierte sobre una tasa inflacionaria de 98,5% para el cierre de 2015.

Como si esto no fuera lo suficientemente grave, distintos economistas, organizaciones y especialistas en el área aseguran que la inflación acumulada será de 3 dígitos antes de terminar diciembre.

America Merrill Lynch (Bofa), por ejemplo, abandonó el tono favorable que había caracterizado sus informes y anunció que en 2015 se mezclarán en Venezuela una caída de 4% en la economía y una inflación de 174,4%.

PERSPECTIVAS “DANTESCAS” CON UNA INFLACIÓN “ABRASIVA”

Para el economista Luis Crespo, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), las perspectivas económicas que se plantean para el país bolivariano son “dantescas”.

“Las distorsiones son de tal magnitud que cualquier proyección que tú hagas se queda corta“, por lo que toda estimación debe hacerse tomando en cuenta el corto plazo, dijo Crespo a Sumarium.

A su juicio, en el Gobierno “no se observa una política económica coherente con objetivo de desarrollo nacional”, sino que las políticas del presidente Nicolás Maduro Moros están lejos de las “estrategias que permitirían darle respuestas a los problemas de la economía venezolana”.

“Vemos un 2015 muy difícil para los venezolanos”, agregó.

En tal sentido, indicó que según estimaciones de profesionales en el área e “información que se ha filtrado desde el propio Banco Central de Venezuela (BCV)”, en lo que va de año el país presenta una inflación acumulada de 96,4% con una proyección de 3 cifras para final de año y específicamente de 120% en alimentación. Cabe destacar que el BCV aún no ha publicado las cifras correspondientes al primer cuatrimestre del año.

En esto coincide la firma venezolana de investigación de mercado Datanálisis, que aseguró que para el cierre de 2015 la inflación variará “cómodamente” entre 120 y 140%, el Producto Interno Bruto (PIB) caerá 4% y el consumo se reducirá en un 5%, de acuerdo a las perspectivas que se dieron a conocer este mes en en el encuentro “Tendencias del Consumidor 2015”, en Caracas.

Luis Vicente León, economista y director de la firma, calificó de “abrasiva” la inflación y sostuvo que la variación del Índice Nacional de Precios anualizada de febrero 2014 a febrero 2015 alcanza 96,3%. Si a esa cantidad se le añade el sobreprecio, “estamos en presencia de 123,9% de inflación en el mismo período”, explicó.

EL GOBIERNO “NO TIENE CAPACIDAD” DE ASIGNAR SUFICIENTES DIVISAS

El economista y profesor universitario Crespo también criticó la existencia de 3 tipos de cambio oficiales en el país y uno paralelo que ya ronda los Bs 317.

Aunque aclaró que hacer proyecciones sobre el precio de este último “sería totalmente irresponsable” por la volatilidad del mercado, advirtió que si el Gobierno no corrige sus políticas “de tal manera que permita abordar una estrategia cambiaria, el dólar paralelo seguirá en su crecimiento“.

El Gobierno no tiene capacidad de asignar (divisas) en ninguno de los 3 tipos de cambio que mantiene

Por otra parte, consideró que el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), el tercero y más recientemente lanzado tipo de cambio oficial, continuará siendo “un mercado muy limitado”, pues el BCV está haciendo con las divisas “asignaciones de crisis” y “va a continuar desplazándose el precio porque la demanda es mayor que la oferta”.

El economista y profesor universitario va, incluso, un nivel más allá al referirse a la escasez de moneda extranjera: “el Gobierno no tiene capacidad de asignar (divisas) en ninguno de los 3 tipos de cambio que mantiene“, por lo que se seguirán viendo afectados todos los sectores involucrados en el mercado venezolano, incluyendo los más básicos para la población.

DÉFICIT FISCAL DE 40% Y EL “CÍRCULO VICIOSO” DEL DINERO “INORGÁNICO”

Por su parte, Alex Vallenilla, periodista de economía para el diario El Nuevo País y la revista Zeta, dijo a Sumarium que el Gobierno venezolano está en una situación “bien difícil” en cuanto al gasto público; un problema que afecta directamente el valor del bolívar al pretenderse solventar con dinero “inorgánico”.

"El Gobierno tuvo que ser auxiliado con créditos adicionales, otorgados por la Asamblea Nacional (AN),  por el orden de 114.000 millones de bolívares"

“Si siguen imprimiendo dinero como lo están haciendo y presionando la liquidez monetaria, van a seguir saliendo bolívares a demandar dólares”, apuntó.

“En el primer cuatrimestre, el gasto público estuvo, según los reportes de la Oficina Nacional del Tesoro, por el orden de los 300.000 millones de bolívares y el Gobierno tuvo que ser auxiliado con créditos adicionales, otorgados por la Asamblea Nacional (AN), por el orden de 114.000 millones de bolívares”, detalló.

“Buena parte de los créditos corresponde a dinero inorgánico”, es decir, impreso por encima del equivalente en divisas extranjeras que entra al BCV y emitido para financiar al Gobierno, que “tiene control político” de la institución financiera central. Ese mismo dinero, continuó Vallenilla, “se encuentra en la calle con una fuerte escasez de bienes y servicios”.

En tal sentido, señaló que el Gobierno maneja un déficit fiscal de “casi 40%”, por lo que “no le está alcanzando el dinero para pagar nóminas, ni para pagar gastos de funcionamiento”.

El periodista especializado en economía sostuvo que Venezuela se encuentra en un “círculo vicioso bastante terrible que si el Gobierno no lo corrige dentro de poco, el bolívar prácticamente va a dejar de funcionar porque su valor va a ser sumamente irrisorio ante la fortísima inflación que se pudiera estar desatando”.

EVITANDO EL DEFAULT

El Gobierno ha “logrado” evitar que Venezuela entre en default o cesación de pagos haciendo pagos de la deuda externa, lo que ha resguardado al país de un cese total de las necesarias importaciones.

“Lograron conseguir que China les renovara uno de los tramos del crédito conjunto chino-venezolano por el orden de los 5.000 millones de dólares (USD); remataron una acreencia con República Dominicana, que tenía una deuda con Venezuela a través de Petrocaribe; la semana pasada lograron colocar unos bonos de Citgo y acaba de completarse una operación de swap con oro monetario por el orden de USD 1.000 millones”, resaltó Vallenilla.

Además, con las nuevas reducciones y restricciones de los cupos de divisas extranjeras para el pueblo venezolano, el Gobierno “se está ahorrando 2,8 millardos” de dólares, pero “al evitar entrar en default no vamos a caer en una situación mucho más difícil como la que pudiéramos tener si dejáramos de pagar los bonos de la deuda”.

En cuanto al crudo, principal producto de exportación local, Vallenilla afirmó que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) recortó a la mitad sus envíos de petróleo al programa subsidiado de Petrocaribe y aumentó 17% los envíos a Estados Unidos, considerado el principal rival político del Gobierno venezolano.

“Todo esto le permite a Maduro cubrir los vencimientos de deuda para el mes de octubre de USD 7.5 millardos“, consideró.

LA “AMENAZA” DE LAS EXPORTACIONES PETROLERAS DE EE UU

Empresas de crudo estadounidenses podrían comenzar a exportar desde suelo norteamericano este año, estimó el periodista, pues los promotores del levantamiento de la prohibición a las exportaciones confían en ganar terreno ahora que el Congreso estadounidense está controlado por los republicanos, que generalmente son más receptivos a la idea de cambiar esa política que prohíbe la exportación de crudo.

El American Petroleum Institute, principal organismo de cabildeo de la industria petrolífera, preparó avisos publicitarios en los que destaca el impulso que ha cobrado la industria del “shale oil”, o combustible de pizarra, que produce lo suficiente como para abastecer el mercado nacional y exportar. El levantamiento de la prohibición de las exportaciones es la gran prioridad del instituto para este año y podría impulsar la caída de los precios del crudo al aumentar la oferta en el mercado mundial.

LA “IMPLOSIÓN” DE LOS CONTROLES Y EL “MONSTRUO” QUE ACABARÍA CON LA ESCASEZ

Por su parte, Ángel García Banchs, economista y director de Econométrica, junto a sus compañeros de esta firma ha venido asegurando que los controles de cambio y de precios en el país están a punto de “implosionar” por la inviabilidad de su continuidad y que cuando esto ocurra, este mismo año, “la inflación será el monstruo que acabe con la escasez”.

No tengo la menor duda, ni el menor miedo en afirmarlo: Venezuela recurrirá al FMI

En tal sentido, en una entrevista concedida este mes a la emisora caraqueña Kys FM, García Banchs aseveró que parecieran haber “estallado ya de facto” los controles en el país, al haberse reducido drásticamente las asignaciones de divisas y al prosperar un mercado paralelo de bienes con sobreprecio.

“Sí, ha estallado ya de facto el control de cambio; falta que se formalice, que se elimine formalmente, que se produzca una reforma, que se firme el acuerdo con el FMI que está en el escritorio del presidente de la República”, subrayó.

Sobre esto último, indicó que se trata de un programa propuesto por asesores del FMI que “es sensato, que tiene sentido aplicarlo” y que estaría siendo evaluado por el Poder Ejecutivo. “El problema es cómo el Gobierno venderá esa reforma a la población (…). No tengo la menor duda, ni el menor miedo en afirmarlo: Venezuela recurrirá al FMI“.

AUMENTO SALARIAL “DISPARARÁ” LOS MALES DESDE FINALES DE MAYO

Asimismo, en cuanto a los dos recientes aumentos de salario mínimo anunciados por Maduro, de 20% y 10%, que llevarán en julio el ingreso mensual mínimo a Bs 7.421,67, García Banchs consideró que se trata de una medida contraproducente, pues son incrementos “por encima de la producción” nacional y de la fluidez de divisas extranjeras, lo que llevará, según su punto de vista, a un aumento de la inflación y la escasez.

"Todo aumento de salarios por encima de la productividad se traduce en inflación"

Desde finales de mayo, el decreto salarial “va a tener el efecto de disparar la inflación y la escasez”, lo que demostraría que el poder de compra del salario mínimo “no se determina en Miraflores (palacio presidencial)”, ponderó.

“Todo aumento de salarios por encima de la productividad se traduce en inflación de costos y ésta luego se transforma en inflación para el consumidor“, puntualizó.

Ante este panorama, en el que influyen objetivos e ideologías políticas, intereses económicos, ausencia de cifras oficiales sobre los indicadores y una marcada polarización entre el Gobierno nacional y la mayor parte del sector privado, las estimaciones que se plantean siempre son en el ámbito general y nunca en detalle, por lo que habrá que esperar para palpar el desenvolvimiento real de una de las economías más deterioradas de Latinoamérica y con las reservas de crudo más grandes del mundo.

(Sup.#Frank de Prada)