Poca memoria, nada de cuentas y escasos medios privados

Maduro rindió su Memoria y Cuenta, Ramos Allup, "improvisó", parte de un explosivo discurso y los medios de comunicación plantados en la Asamblea Nacional desde la mañana, se tuvieron que conformar con ver la actividad en un pequeño televisor.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Créditos: Sumarium

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- 6:50 de la mañana, a esta hora empezó el día laboral para muchos periodistas que se disponían a darle cobertura a la Memoria y Cuenta del presidente de la República Nicolás Maduro, pautada para las 5:00 de la tarde de este 15 de enero en el Palacio Federal Legislativo, dominado ahora en su mayoría por diputados opositores.

“Solo 70 medios podrán ingresar al Hemiciclo”, fue esta la información que le llegó a los periodistas, quienes se movilizaron para transmitir en vivo la actividad de la cual se había generado gran polémica y expectativa. Entrar al Parlamento fue tarea fácil, lo difícil e imposible fue ver en vivo y directo, la Memoria y Cuenta de Maduro, como lo habían prometido.

Las horas fueron pasando, y como era de esperarse, no todos los medios lograron entrar a la AN, de hecho, el periodista Víctor Hugo Amaya, del diario Tal Cual, quien en días pasado le preguntó a la primera dama por la situación de sus sobrinos detenidos en Nueva York, no logró entrar ni siquiera a las instalaciones del Parlamento, pues así lo ordenó la Guardia de Honor Presidencial (Casa Militar).

Posiblemente, Amaya vio lo mismo que sus colegas, un discurso emitido por el Primer Mandatario Nacional desde la pantalla de un televisor, ya que a los presentes en la sede del Legislativo, tampoco se les permitió la entrada al Hemiciclo, rompiendo así con uno de los acuerdos establecidos que consistía en dar libertad a la prensa para que comunicara al país todo lo que ocurre durante las sesiones.

“¿POR QUÉ NO NOS DEJAN ENTRAR?”

“¿Por qué no nos dejan entran? Ya está por llegar el Presidente”, decía el periodista de NTN24 quien no comprendía lo que ocurría, lo mismo pasó con su colega de CNÑ, misma que vio de lejos como sacaban a su compañero (camarógrafo), hasta las afueras de la AN, lo que consideró como un acto “abusivo y falta de respeto”, con personas que fueron convocadas para hacer su trabajo.

“Queremos trabajar”. “Queremos saber si estamos secuestrados aquí”. “¿Qué pasa? ¿Por qué nadie nos da respuestas?”, eran algunas de las frases que expulsaban los periodistas ya agotados por una jornada que empezó a calentarse por la prohibición de entrada a la Cámara principal.

Fue el mismo Henry Ramos Allup, presidente del Parlamento venezolano, quien se apersonó hasta donde se encontraban reunidos todos los periodistas, para explicar que estaban tratando de negociar con Casa Militar y Prensa Presidencial para permitir el ingreso de los medios a la Cámara Principal, partiendo de la libertad de acceso a la prensa que se promueve desde las bases de la Unidad.

APOYO… E INSULTOS

Cercano a las 5:00 de la tarde, ya casi todos los diputados de una bancada y de otra habían llegado al Palacio Federal Legislativo, desfilando antes por sus adyacencias con sus respectivos escoltas, donde grupos de adeptos al Gobiernos, gritaban consignas de apoyo a los parlamentarios de la bancada roja. Sin embargo, no ocurrió lo mismo con los legisladores de la Unidad y las autoridades opositoras invitadas a presenciar la Memoria y Cuenta de Nicolás Maduro, estos últimos fueron bañados por críticas, insultos y pitas.

Con los honores correspondientes Maduro llegó a la sede del Poder Legislativo, entró al Hemiciclo e inició su discurso para luego dar rienda suelta a su Memoria y Cuenta, solo los reporteros gráficos y camarógrafos pudieron entrar al recinto parlamentario donde Maduro se encontraba acompañado de diputados y diversas autoridades nacionales e internacionales, para luego ser expulsados del mismo, tras breves minutos. Paralelo a esto, los ánimos se calentaban entre los periodistas quienes exigían saber lo que estaba pasando.

LA GUINDA

Ante la “indignación” y la “falta de respeto”, para con los medios, Twitter se convirtió en la herramienta perfecta para denunciar lo que se estaba viviendo en la parte alta del Parlamento. “Que se enteren por las redes que no nos dejaron entrar al Hemiciclo”, señalaron algunos periodistas.

Maduro rindió su Memoria y Cuenta, Ramos Allup, “improvisó”, parte de un explosivo discurso y los medios de comunicación plantados en la Asamblea Nacional desde la mañana, se tuvieron que conformar con ver la actividad en un pequeño televisor instalado en la biblioteca del lugar y posteriormente recopilar las impresiones de los que salían del Hemiciclo una vez culminado el acto, esperando que situaciones tan incomodas como estas, no se vuelvan a repetir en una nueva oportunidad.