Los cuestionamientos de Anauco al decreto de Emergencia Económica

Roberto León Parilli, presidente de Anauco, advierte que la significación choca contra la garantía de libertad económica contenida en la Constitución

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – “Los ministerios con competencia económica y finanzas podrán efectuar coordinaciones con el Banco Central de Venezuela para establecer límites máximos de ingreso y egreso de la moneda de curso legal en efectivo, así como restricciones a determinadas operaciones comerciales o transacciones financieras, restringir dichas operaciones a usos electrónicos para protección de la moneda nacional”, así lo establece el artículo 4 del decreto de Emergencia Económica.

Según la publicación del Diario La Verdad, Roberto León Parilli, presidente de Anauco, advierte que la significación choca contra la garantía de libertad económica contenida en la Constitución. Plantea una vulneración al derecho constitucional, resultando “mala noticia” para la población.

El temor al riesgo no es infundado, es evidente porque se “ponen límites” a la disponibilidad del dinero. El decreto acentúa “restricciones” y recuerda al ciudadano que “así como tiene límites para comprar comida, que no puede ir todo los días a comprar, que tiene el captahuellas y productos limitados, también limita la capacidad de compra”, cuestiona León Parilli. “Terrible es el decreto” pinta al escenario de “Argentina y el famoso corralito”, que cercó el uso del dinero a los usuarios.

Una posible aplicación de impuesto al débito bancario, o a transferencias financieras para ejecutar las limitaciones, no es medida nueva en revolución. Las entidades bancarias tienen los sistemas para acatar la orden, sea diario, mensual o en dirección a la directriz ministerial. “Los mecanismos técnicos existen y el ordenamiento existe con el decreto”.

Para Manuel Rodríguez Mena, experto en economía, el artículo y el contenido en general del decreto “está encaminado a aumentar con rigor el control de los agentes económicos privados”. Tiene por “objetivos” lavarle las “culpas que tiene el Gobierno y Psuv de la crisis” y fortalece el “carácter autoritario de la ejecución del modelo” que inició el presidente Hugo Chávez.

En primera fase se ideó la intervención y expropiación de bienes de producción para “destruir” y ahora va hacia la segunda etapa, “construir la economía socialista”. Y en medio del escenario, gira la “trampa” que pretende enlodar a la Asamblea Nacional, al ser la institución que legislará sobre la normativa presentada por el Ejecutivo.