De la “peineta” a los besos: Pogba se reivindica

El atacante fue derminante en la victoria de Francia ante Islandia, y se reconcilió con la afición gala con la que estaba en deuda sin goles

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: EFE/Celebración de Pogba con “Les Bleus” luego de marcar gol ante Islandia

(París, Francia. DPA).- Paul Pogba se reconcilió hoy con la hinchada francesa, a la que lanzó besos y sonrisas después de marcar su primer gol en la Eurocopa en los cuartos de final ante Islandia.

El futbolista de la Juventus de Turín, en el blanco de la crítica durante la Eurocopa, saldó así parcialmente la deuda que arrastra con “Les Bleus” desde que arrancó el torneo.

Pogba, de 23 años, estaba (y está) llamado a ser una de las grandes estrellas de Francia 2016. De momento, el brillo fue para otros, pero al menos hoy curó la herida que él mismo había abierto con un polémico gesto en el segundo partido, ante Albania.

Después del segundo gol de Francia ante los albaneses, Pogba, que había sido suplente, realizó un supuesto corte de mangas dirigido a la tribuna de prensa, según algunos medios. El jugador, no obstante, lo negó después.

“¿Las críticas? No tengo que responder a nadie. Yo juego al fútbol, juego para la selección francesa. Eso da que hablar, para bien o para mal“, dijo Pogba tras el partido siguiente, en una de las escasas apariciones del jugador ante la prensa.

Hoy no hubo lugar a la polémica. En vez de cualquier gesto que se pudiera malinterpretar, Pogba se llevo las manos a la barbilla y lanzó besos a la grada después su gol. Además, interpretó el “Dab dance”, un baile habitual en él cuando está de celebración: cabeza agachada, un brazo tapando la cara y el otro estirado hacia arriba.

FUE UN ANLCA ENTRE DEFENSA Y ATAQUE

Pogba jugó hoy más retrasado de lo habitual en el esquema francés ante la sanción del pivote defensivo N’Golo Kante. Su seleccionador, Didier Deschamps, colocó a Pogba como el ancla entre la defensa y el ataque. Sus capacidades físicas son incuestionables, pero en ese puesto pierde llegada al área, pierde gol. Francia, sin embargo, tuvo suficiente de eso, pues ganó 5-2.

Las pocas veces que Pogba tuvo ocasión de marcar fue en las jugadas a balón parado. Y fue así como, en el minuto 20, llegó su gol. Antoine Griezmann sacó un córner desde la esquina derecha y Pogba se elevó en el segundo palo para ganar la partida a su marcador y colocar el 2-0 en el luminoso.

Francia espera todavía más de su joven estrella, un jugador que vive entre permanentes rumores de fichajes multimillonarios. Por lo pronto, el jueves tiene un partido para reivindicarse: en las semifinales de la Eurocopa ante Alemania, la campeona del mundo.

Créditos: Chardine/You Tube