Polémica en Argentina por la construcción de estación espacial china

Polémica en Argentina por la construcción de estación espacial chinaEste sería una de las cooperaciones binacionales que se llevarán a cabo. Crédito: cfkargentina.com.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Buenos Aires, Argentina. EFE)- La construcción de una estación espacial china en el sur de Argentina volvió a generar polémica hoy en el país después de que un programa televisivo advirtiera que el proyecto puede tener fines militares, extremo negado por el Gobierno.

A través de un comunicado de prensa, el Ejecutivo de Cristina Fernández rechazó como “falaz y malintencionada” la investigación del popular periodista Jorge Lanata sobre la estación que construye China en la sureña provincia de Neuquén.

“La estación tiene fines científicos y civiles exclusivamente”, afirmó el Ministerio de Planificación, que defendió los beneficios del acuerdo, como “una inversión extranjera directa de 50 millones de dólares”, el uso parcial de la antena de la estación y la posibilidad de instalar equipos propios.

El proyecto ha sido muy cuestionado. Crédito: i.ytimg.com.

El documento oficial aseguró que “no existen cláusulas reservadas o secretas” en el acuerdo, firmado entre Fernández y su homólogo chino, Xi Jinping, el pasado febrero.

Pese al desmentido oficial, Lanata reiteró hoy en radio Mitre la falta de transparencia del acuerdo y aseguró que “nunca sabremos bien qué se está haciendo en la base china en Neuquén”.

El senador Fernando Solanas, a través de Twitter, alertó que “el acuerdo con China puede implicar a la Argentina en riesgos geoestratégicos de cara al inestable escenario internacional”.

“La tecnología empleada en la estación admite el uso dual: civil y militar. Estamos ante una gran irresponsabilidad política”, agregó Solanas.

El convenio entre Argentina y China contempla la cesión de 200 hectáreas, con una exención impositiva durante 50 años, para la construcción de la base.

Según la previsión oficial, la estación espacial entrará en funcionamiento en 2016 y será operada por la empresa China Satelite Launch and Tracking Control General (CLTC).