Policía de EEUU debe entender que “no puede abusar de su poder”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Rick Díaz, abogado criminalista y ex agente de policía del Condado de Miami-Dade, conversó con Sumarium Radio sobre los últimos hechos de violencia policial contra afro-estadounidenses ocurridos en Tulsa, Oklahoma y Charlotte, Carolina del Norte.

Para el abogado Díaz “lo que estamos viendo de una manera sin precedentes en la historia de EE.UU. son dos cosas: por una lado, una falta de respeto, falta de entendimiento y mucha confrontación y entre civiles y policías, y por el otro una reincidencia, una nueva una época de tensión racial entre blancos y negros. Y en muchos casos porque los policías que están ejerciendo fuerza letal, lo están haciendo contra ciudadanos afro-estadounidenses.

Agrega que en el tema de la violencia de los civiles contra policías y viceversa, debemos entender que hoy en día hay muchos actos de terrorismo esporádicos, y los policías en general están más nerviosos, defensivos, y paranoicos que nunca. “Eso en algunas ocasiones puede causar que el dedo índice hale el gatillo medio segundo demasiado temprano”. Por el otro lado, los civiles tiene que entender que los policías están muy defendivos y presionados. Además por el lado civil, hoy tenemos a una sociedad mas desafiante, pues cualquier persona puede tener una respuesta buscándola en google. Teniendo a una ciudadania más educada, que conoce más sus derechos, se incentiva una actitud de reto contra la policía. “Cuando uno tiene esas dos cosas sucediendo simultáneamente, esa es una formula para confrontaciones con resultados trágicos como los que estamos viendo de manera recurrente en todo el país”.

Según el abogado y ex agente policial, “el problema no está exento de solución, pero se trata de una solución multifactorial”. Por ejemplo los civiles deben entender y respetar la orden de la ley. A un policía uno no lo puede retar. Si un policía actúa mal, se reporta al Departamento de Asuntos Internos y hay un proceso disciplinario. Pero cuando un civil agrede a un policía y le falta el respeto, va a perder porque ellos son la autoridad. Pero por su parte el policía debe por ese poder tiene sus limitantes y no se puede abusar. Los actos disciplinarios en contra de la policía deben ser rápidos y severos, pero también hay que entrenar, seleccionar y educar mejor a la policía. Hay que colocar a policías blancos en los barrios de los afroestadounidenses con policías de ese grupo racial, para que empiece a entender las dificultades que sufren las personas que viven en los barrios pobres. Hay que involucrarlos en los programas de observadores para que participen en los patrullajes con otros policías durante ocho horas y puedan ver de cerca lo que es el mundo del policía que patrulla las calles, así como las presiones y los miedos que sufren a diario.

Finalmente, el abogado recordó que EE.UU. tiene más armas que personas, y uno de los factores que se debe promover es un control de armas no absoluto, pues el porte de armas es un derecho constitucional, pero si mucho más minucioso. Y además reveló que en el caso de Charlotte, Carolina del Norte, el policía que abatió al afroestadounidense era de esa misma raza, por lo cual no era una causa del Movimiento “Black Life Matters”, pero aún así la población afroestadounidense aprovechó esta episodio de violencia entre afroestadounidenses para invocar banderas raciales, y promover violencia, actos de vandalismo que ponen a la policía más a la defensiva.