La historia del accidente de Vidal contada por el policía que lo arrestó

El policía verificó que el futbolista olía a alcohol, por lo que ordenó su inmediato traslado hasta un centro asistencial.

La historia del accidente de Vidal contada por el policía que lo arrestóImagen del vehículo de Vidal tras el accidente de tránsito. Crédito: REUTERS/Felipe Fredes/Agencia Uno
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Santiago de Chile, dpa) – Tanta notoriedad pública como su detenido alcanzó en Chile Osvaldo Pezoa, el sargento segundo de la policía que arrestó a Arturo Vidal después de que el astro de la selección chilena de fútbol estrellara su Ferrari en estado de ebriedad durante la Copa América.

“Sólo cumplí con mi deber”, dijo escuetamente el sargento de Carabineros sobre el procedimiento que le correspondió asumir la noche del martes en una autopista que une Santiago con el sur del país.

Advertido del violento accidente, en el que estaban involucrados dos automóviles, el suboficial constató que uno de los coches era un flamante Ferrari que había quedado destrozado a un lado de la carretera y que el conductor era Vidal.

El policía verificó que el futbolista de la Juventus de Turín olía a alcohol, por lo que ordenó su inmediato traslado hasta un centro asistencial de la comuna de Buin, en las proximidades de la capital, para que se comprobaran además probables lesiones.

Fue en ese momento cuando Vidal, fuera de sí, comenzó a insultar al uniformado: “Son unos vendidos, soy Arturo Vidal, jugador de la selección chilena”, dijo el futbolista según cita el diario chileno “La Tercera” un informe policial sobre los hechos.

“¿Me vas a esposar a mí? Espósame, pero te vas a cagar a todo Chile”, prosiguió iracundo el jugador, que también golpeó en el pecho al sargento, de acuerdo a versiones del vespertino local “La Segunda”.

A pesar las amenazas, el sargento Pezoa siguió el protocolo que establece Carabineros para estos casos y lo condujo hasta el centro asistencial.

Después de pasar una noche detenido en un calabozo de la sub comisaría de Alto Jahuel, en la comuna de Buin, donde trabaja el policía, y declarar ante el juzgado de garantías de San Bernardo, Vidal quedó en libertad y reincorporado al plantel que participa en la Copa América.

Previamente, el tribunal le retiró su licencia de conducir y le ordenó presentarse una vez al mes en el consulado chileno en Milán mientras se desarrolla la investigación que se prolongará por 120 días.

En tanto, el sargento Pezoa, a quien, según sus colegas, no le gusta la exposición pública porque lo que hizo es parte de su labor como policía, ha sido muy elogiado por su desempeño y profesionalismo.

Según sus compañeros, el sargento Pezoa, de 41 años, es un fanático del fútbol y, particularmente de Colo Colo, uno de los clubes más populares del país, donde el jugador de la Juventus de Italia arrancó su exitosa carrera futbolística.