La reacción de Veppex ante la decisión del TSJ

Se ha consumado un nuevo golpe de estado en Venezuela y evidencia la intención del poder judicial

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La Organización de Venezolanos Perseguidos en el Exilio (Veppex) condenó la decisión del Tribunal Supremo de Justicia en la que se declara vigente el Decreto de Emergencia Económica por considerar que irrespeta la voluntad de los venezolanos y agudiza la crisis política en el país.

A continuación el texto completo:

La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresa su rotundo rechazo y altísima preocupación por la decisión tomada por el Tribunal Supremo de Justicia de declarar en vigencia el Decreto de Emergencia Económica redactado por el ejecutivo y desaprobado por la asamblea nacional hace tres semanas.

La irresponsable y absurda decisión tomada por la sala constitucional no solo estimula y aumenta el enfrentamiento de poderes dentro del país lo cual incrementa la crisis de gobernabilidad ya existente, sino que le da más poderes a los responsables de esta crisis para que sigan cometiendo los mismos errores e inclusive exabruptos que pudiesen llegar a la expropiación y confiscación de bienes y empresas en nombre de la emergencia, además de dejar muy claro el total y absoluto desconocimiento al poder soberano que eligió a los actuales miembros de la asamblea nacional.

Se ha consumado un nuevo golpe de estado en Venezuela y evidencia la intención del poder judicial, representado por magistrados corruptos y poder ejecutivo, representado por la organización criminal cuyo cabecilla es Nicolás Maduro de desconocer al poder legislativo y nos buscar soluciones a los graves problemas que enfrenta el país.

Es imperante que la Asamblea Nacional elegida por el voto mayoritario de los venezolanos actué firme y consistentemente en la destitución de los magistrados del Tribunal Supremos de Justicia y en la salida inmediata de Nicolás Maduro del poder a través de un referéndum consultivo con carácter de pleisbicito.

Es urgentísimo que los partidos y líderes políticos aceleren el trabajo de organización
y movilización popular para la defensa de la voluntad del pueblo representada en la Asamblea Nacional y de empresas como Polar, que estamos seguros serán las primeras víctimas del descabellado decreto de emergencia económica.

El país no aguanta más ingobernabilidad y la crisis hierve a una población sedienta de soluciones a sus problemas. La salida de Nicolás Maduro del poder debe ser inmediata y no debe existir ninguna otra prioridad en el país.