bbc-bar

Por qué el presidente Obama no quiere perdonar al analista de inteligencia Edward Snowden

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

Edward Snowden se encuentra asilado en Rusia desde 2013 y le ha pedido al presidente de EE.UU., Barack Obama, que lo indulte.

Edward Snowden ha sido el protagonista de una saga que cuenta, literalmente, con todos los ingredientes de una clásica película de espionaje: programas gubernamentales secretos, revelaciones a la prensa, fugas y enfrentamientos entre poderosas naciones.

Y tanto ha sido así, que su historia, que ya lo hizo protagonista del documental “Citizen Four” (Oscar en 2015), volverá a la gran pantalla en un filme de ficción dirigido por el aclamado Oliver Stone.

Ahora, el exanalista de inteligencia de 33 años busca el perdón del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por considerar su actuar “moralmente correcto”.

Snowden vive asilado en Rusia desde que en 2013 filtró a la prensa detalles secretos sobre los programas de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés).

Si llegase a pisar de nuevo suelo estadounidense, se enfrentaría a cargos que pueden conllevar hasta 30 años de prisión por la acusación de haber violado la Ley de Espionaje.

El actor Joseph Gordon-Levitt interpreta a Snowden en la nueva película biográfica sobre el informante dirigida por Oliver Stone.

El lanzamiento de la película coincide con una campaña anunciada por tres de las organizaciones más prominentes de derechos humanos a nivel internacional, que piden el indulto presidencial para Snowden.

Human Rights Watch, Amnistía Internacional (AI) y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) solicitan a Obama que “perdone” al exanalista antes de terminar su mandato en enero del año entrante.

La razón, dijo AI, es que no se debería penalizar a alguien por haber expuesto violaciones a los derechos humanos, como califica la organización “la vigilancia masiva e indiscriminada de las comunicaciones” de los ciudadanos.

Pero las posibilidades de que Obama indulte a Snowden “se sitúan en un punto entre cero e infinitesimal”, según señaló el corresponsal de la BBC en Washington, Anthony Zurcher.

¿Por qué?

“Dañó a Estados Unidos”

El pasado lunes la Casa Blanca reiteró la posición del gobierno estadounidense de que Snowden debe enfrentarse a la justicia porque sus filtraciones “dañaron a Estados Unidos”.

El informático sería “tratado justamente y en consistencia con la ley” si volviese a ese país, dijo el portavoz de la presidencia, Josh Earnest.

El gobierno de Barack Obama ha mostrado poca simpatía por quienes han filtrado información clasificada en EE.UU.

Para el corresponsal de la BBC en Washington Anthony Zurcher, las probabilidades de que Obama otorgue el perdón a Snowden van de cero a infinitesimales.

Recuerda Zurcher que en sus cerca de ocho años en el poder, Obama ha mostrado poca simpatía por informantes, como la encarcelada Chelsea Manning (conocido antes de su cambio de sexo como Bradley Manning), quien filtró documentos secretos a la red WikiLeaks en 2010 y quien se encuentra cumpliendo una condena de 35 años de prisión.

“Por ello Obama no sentirá empatía de la noche a la mañana por un hombre que ha causado infinitos dolores de cabeza para la comunidad de inteligencia en EE.UU.”, afirma Zurcher.

“Obama no le debe nada a Snowden y podría desatar una tormenta si perdona a un hombre que muchos estadounidenses ven todavía como un traidor y un espía que solo debería pisar suelo en el país para enfrentarse a un juicio”.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, calificó a Snowden en 2014 como “traidor y cobarde” por no dar la cara ante la justicia de su país.

Quienes apoyan a Snowden argumentan que no debería ser penalizado por haber revelado “violaciones a los derechos humanos”.

Snowden sostiene que lo que hizo se tradujo en “un cambio en las leyes” en su país, limitando la capacidad de recolección de datos por parte del gobierno, según afirmó este lunes en una entrevista con el diario británico The Guardian.

“El Congreso (de EE.UU.), las cortes y el presidente cambiaron sus políticas como resultado de estas revelaciones. A la vez, no ha habido evidencia pública de que algún individuo haya sufrido daños como consecuencia de las revelaciones”, expresó.

El intento

A pesar de que Washington se ha pronunciado claramente sobre el caso Snowden, sus defensores continuarán insistiendo en su indulto.

La campaña “Perdonen a Snowden”, impulsada por AI, HWR y la ACLU, tiene previsto lanzarse esta semana a través del sitio web pardonsnowden.org.

Su contenido todavía se mantiene restringido y solo se puede acceder a él con una contraseña.

Se espera que Snowden envíe un mensaje en vídeo en el momento del lanzamiento.

El filme biográfico de Oliver Stone que llega a los cines de EE.UU. el 16 de septiembre también contribuirá a generar un debate sobre Snowden.

Joseph Gordon-Levitt, el actor que encarna al exanalista de inteligencia, al que conoció para preparar su papel, dijo en una conferencia de prensa que esperaba que lo perdonaran.

“Quizá la película ayude”, añadió.

A solo tres meses de finalizar su mandato, Obama podría tomar decisiones de último minuto.

Así lo hizo Bill Clinton, cuando otorgó un controvertido indulto a Marc Rich, quien había sido acusado de hacer negocios con Irán durante la crisis diplomática entre Teherán y Washington entre 1979 y 1981, cuando 55 estadounidenses fueron mantenidos como rehenes por estudiantes iraníes.

Pero perdonar a Snowden parece ser un escenario bastante remoto para el gobierno de Obama.




bbc-footer