¿Por qué un iPhone 6 cuesta 47.678 dólares en Venezuela?

Según un artículo de Bloomberg Business, la falta de inventario en Venezuela y la escasez de dólares está haciendo que sea más difícil adquirir cualquier teléfono móvil este año.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela). María Verónica Fernández fue a ocho tiendas en Caracas para agregar su nombre a la lista de espera para un teléfono móvil que ni siquiera le gustaba.

Después de que le robaron su teléfono Samsung Galaxy S4 a punta de pistola en mayo, Fernández, de 24 años, se embarcó en una búsqueda de compras bastante familiar para el común de los venezolanos, que viven con la inflación más alta del mundo, una escasez significativa de alimentos y una criminalidad rampante.

“Es la misma sensación de impotencia de cuando tienes que ir a tres o cuatro supermercados en busca de papel higiénico o de aceite o harina”, dijo Fernández. Después de esperar un par de semanas, compró un Samsung Galaxy Fame, un teléfono menos sofisticado, con menos funciones.

INVENTARIO

Según un artículo de Bloomberg Business, la falta de inventario en Venezuela y la escasez de dólares está haciendo que sea más difícil adquirir cualquier teléfono móvil este año. Sólo 4,9 millones se venderán en 2015 de acuerdo con estimaciones de Pyramid Research. Eso es una caída de 46 por ciento de los casi nueve millones de dispositivos vendidos en 2012. La caída del número de usuarios en Venezuela representa una anomalía en América Latina, que tuvo un crecimiento de más del cuatro por ciento el año pasado, según eMarketer.

El país está teniendo problemas para encontrar suficientes dólares para pagar las importaciones de bienes de primera necesidad, por no hablar de los dispositivos móviles. Eso es porque el petróleo representa el 95 por ciento de las exportaciones venezolanas, y el valor de los precios del crudo local cayó 50 por ciento en el segundo semestre del año pasado.

Por otra parte, en lugar importar los teléfonos directamente de los fabricantes, los proveedores de servicios de telefonía y los vendedores están obligados a pasar por un intermediario del Gobierno, que es la empresa Telecom Venezuela. Además, la escasez de dólares ha impedido cumplir con a órdenes de abastecimiento de ese mercado.

REPARACIONES

Eduardo Eckholt, dueño de la tienda Celular Premium en el centro comercial Paseo Las Mercedes en Caracas, dijo que el dominio absoluto sobre las importaciones de teléfonos hace que sea difícil abastecer su tienda con los últimos modelos. Ahora se centra en reparar teléfonos y vender partes.

‘He estado en este negocio durante 18 años y veo que la gente prefiere reparar sus teléfonos que comprar uno nuevo’, dijo Eckholt.

La escasez de los teléfonos móviles de tecnología 4G, que además, tienen mayor demanda, está llevando a los venezolanos a buscarlos en el mercado negro, lo que los hace más susceptibles al robo (por el alto costo).

“Si usted tiene un teléfono bonito, se lo robarán en algún momento si alguna vez lo muestras en la calle”, dijo Tina Lu, consultora senior de Contrapunto en Buenos Aires. “Y si usted quiere comprar uno, le va a costar un ojo de la cara”, añadió.

CONTROL DE DIVISAS

Los costos también se han exacerbado producto de la creciente inflación. La tasa anual fue del 69 por ciento en diciembre, el último mes que el Banco Central de Venezuela publicó las cifras oficiales. Sin embargo, Barclays Plc dijo el 20 de mayo que la tasa se encuentra actualmente en los “tres dígitos”.

Fernández pagó 17 mil bolívares para su teléfono Fame 3G, eso es alrededor de dos mil 700 dólares al tipo de cambio oficial (6,30 bolívares por dólar). Para verlo de otra manera, 17 mil bolívares es igual a 2,3 meses de sueldo al salario mínimo.

El país ha mantenido estrictos controles de divisas desde 2003, pero con el acelerado crecimiento de la inflación a un ritmo más rápido que en el resto del mundo, la gente quiere dólares para proteger sus ahorros.

Algunos venezolanos intentan utilizar la asignación anual, fijada por el gobierno a una de las tasas oficiales de cambio, para comprar teléfonos a través de sitios web como Amazon.com, explica Lu. Las tarifas oficiales son 6,3 y 12 bolívares por dólar y son típicamente para bienes prioritarios autorizados por Gobierno, como alimentos y medicinas.

El Gobierno ha endurecido las políticas de desembolsos, ya que la contracción de ingresos del petróleo significa menos dólares para repartir. Eso, combinado con una escasez de inventario, ha hecho que los nuevos dispositivos móviles sean exageradamente costosos. El Apple Inc. iPhone 6 se vende por alrededor de 300 mil bolívares (47.678 dólares apróximadamente) en la página web local de comercio electrónico Mercado Libre, lo que representa unas 41 veces el salario mínimo que corresponde a 7.325 bolívares mensuales.

Venezuela introdujo la tercera tasa en febrero de 196,95 bolívares por dólar a través del Sistema Marginal de Divisas (Simadi), para los que no son capaces de comprar la moneda estadounidense a las tasas preferenciales. Otras personas con acceso a dólares los cambian por bolívares a la tasa del mercado negro – cerca de 456 el viernes-, eso trae como consecuencia que el costo del iPhone 6 se incremente.

Para muchos venezolanos, los smartphones son casi un lujo, y más cuando la oferta de alimentos y otros requerimientos básicos es escasa.

ESCASEZ AGUDA

La escasez de dispositivos en Venezuela es tan aguda que, a veces, su disponibilidad se reduce a dos o tres tiendas en toda Caracas, dijo Lu de Contrapunto. Los últimos iPhones son casi imposibles de encontrar, las tiendas ofrecen en su mayoría teléfonos fabricados en China de empresas como Huawei Technologies Co. y ZTE Corp., y algunos modelos de Samsung Electronics Co., Nokia Oyj o LG Electronics Inc.

“La gente va a las tiendas de los operadores a darse cuenta de que no pueden encontrar los teléfonos” que quieren, dijo Guillermo Hurtado, analista de Pyramid Research, en una entrevista telefónica desde Boston a Bloomber Business.

“Con una alta demanda que no puede ser satisfecha, ves cómo otros mercados comienzan a florecer”, es el caso de MercadoLibre.com, agregó.

Eso hace que los teléfonos móviles sean lucrativos para los criminales. Rubel Vásquez, sub-director de la policía de la ciudad de Caracas en Chacao, expuso que los ladrones se aprovechan de la gente que camina o que se queda atascada en el tráfico.

En Chacao, el delito más común es el robo de teléfonos móviles, que a menudo se lleva a cabo por los ladrones en motocicleta, dijo Vásquez.

Durante los últimos dos años, al menos 240 robos se registraron en el período enero-mayo sólo en Chacao, dijo. El número actual es probablemente mayor, ya que no todos los incidentes son reportados.