FMI confirma que Venezuela retiró USD 1.500 millones de sus reservas en junio

Datos publicados en el sitio de Internet del organismo multilateral muestran que Venezuela redujo en cerca de 1.500 millones de dólares su posición en derechos especiales de giro (DEG) en junio, para convertir en efectivo esos fondos que forman parte de sus reservas internacionales y mejorar así su liquidez.

FMI confirma que Venezuela retiró USD 1.500 millones de sus reservas en junioVenezuela, al igual que los países miembros del FMI, cuenta en ese organismo con reservas en derechos especiales de giro. Crédito: Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El Gobierno venezolano realizó en junio pasado un nuevo retiro de sus reservas internacionales depositadas en el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el orden de 1,5 millardos de dólares de su posición en derechos especiales de giro (DEG), confirmó este jueves el organismo multilateral en datos que muestra en su sitio en Internet.

Antes de ser confirmada, esta información la dio a conocer una fuente del organismo al diario venezolano El Nacional a principios de junio, pero se tenía previsto que apareciera reflejada en julio en el portal web del FMI como en efecto sucedió hoy.

Este sería el segundo retiro parcial en lo que va de año. En abril pasado un balance financiero actualizado del FMI informó que el Banco Central de Venezuela (BCV) retiró fondos por el orden de los 380 millones de dólares, con lo que su posición en derechos especiales de giro (DEG) en abril pasó de 2.259 millones a 1.982 millones de dólares, operaciones que no realizaba desde 2006.

Analistas refieren que Venezuela está buscando obtener divisas en efectivo y por ello recurre a sus ahorros en el FMI.

“Es aplicar la misión raspa la olla”, dijo el economista Luis Oliveros. En un programa de la emisora Unión Radio, Oliveros explicó a principios de junio que el gobierno “busca las divisas que ya no hay, es aceptar que no tenemos los ahorros suficientes para poder afrontar los compromisos”.

“Es aplicar la misión raspa la olla”, dijo el economista Luis Oliveros.

Con el nuevo auxilio del FMI Venezuela puede mejorar la liquidez de sus reservas internacionales, que de acuerdo con el BCV cayeron por debajo de los 16.000 millones de dólares desde el 03 de julio, el nivel más bajo que han presentado los ahorros de la nación en los últimos 12 años.

“Busca crear una sensación de que la situación está mejorando, para llegar a las elecciones y tratar de quedarse en el poder (…) En economía, se utiliza la política del ‘cómo vaya viniendo vamos viendo’, para correr la arruga (…) Es imperante examinar lo pasa con el BCV, con la política monetaria (…) Desde el 2013 no se nos dice cuál es la pobreza en Venezuela y desde el 2014 no se nos dice cuál es la inflación, creen que no mostrando las cifras ocultan la realidad”, agregó Oliveros.

En total, en lo que va de 2015, Venezuela ha hecho uso de 1,8 millardos de dólares de su posición en derechos especiales de giro (DEG) del FMI, de unos 3,2 millardos de dólares que contabilizaba el BCV en esos instrumentos al cierre de 2014, según un informe financiero del ente emisor.

Expertos aseguran además que el Gobierno ha recurrido a sus ahorros en el organismo multilateral para cumplir con sus compromisos de deuda externa y financiar las importaciones, estas últimas han caído entre 20 y 40% durante el periodo 2014-2015.

Venezuela, al igual que los países miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuenta en ese organismo con reservas en derechos especiales de giro, cuyo valor está calculado en una canasta de cuatro monedas extranjeras: el dólar estadounidense, euro, el yen japonés y la libra esterlina.

Bancos de inversión revisan implicaciones

Los banco de inversión Jefferies LLC y BancTrust publicaron a principios de junio, cuando se dio a conocer la información, reportes en el que hablan sobre el retiro de Venezuela de 1,5 millardos de dólares de los derechos especiales de giro de sus ahorros en el FMI.

Para Jefferies, el país petrolero sudamericano conserva hasta ahora el compromiso de pagar a los tenedores de bonos, pero advierte que esta tendencia debe ser monitoreada de cerca a medida que las presiones y el déficit fiscal obligan a elegir al país entre importaciones y pagos de la deuda externa.

BancTrust también considera que Venezuela está recurriendo a activos convertibles para atender las necesidades y demandas más urgentes en materia de servicio de deuda e importaciones, e indica que al utilizar los recursos depositados en el FMI es una muestra del compromiso de pago que mantiene del gobierno venezolano.

Desde el punto de vista contable, la firma indica que el nuevo retiro puede aumentar la liquidez de las reservas internacionales al convertir los derechos de giro en efectivo.

A los retiros en el FMI, se suman otras acciones emprendidas por el Gobierno de Venezuela en busca de liquidez adicional. A finales de abril pasado, el Banco Central del país sudamericano pactó un préstamo Con Citibank por 1.000 millones de dólares, colocando como garantía reservas en oro.

Venezuela enfrenta un severo déficit fiscal exacerbado por la dramática caída de los precios del crudo en 2014, que podría cerrar este año en el orden de 18 o 20 por ciento del PIB, según analistas.

Además, la economía venezolana podría registrar una fuerte contracción de 7% a final de año y está siendo afectada también por una fuerte escasez de alimentos y bienes básicos y una elevada inflación, la tasa más alta de América Latina, que podría terminar en 2015 entre 120 y 150%.