PPK: “Si quieren fumar un porro no es el fin del mundo, pero la droga dura sí”

"Creo que liberar la droga así no más no es tan simple y el Perú solito de ninguna manera lo va hacer. Yo soy una persona liberal, si quieren fumar su troncho (porro de marihuana) —yo sé que no les gusta que se diga eso— no es el fin del mundo, pero la droga dura sí es grave" dijo Kuczynski en una entrevista al peruano canal N de televisión desde Colombia, la noche del domingo.

Publicada por: el andreduardo@gmail.com @AndrEduardo

(Lima, Perú. AFP) – El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski consideró que fumarse un porro de marihuana no es el fin del mundo, pero se mostró en contra de la legalización de drogas en el país, el segundo mayor productor mundial de hoja de coca.

“Creo que liberar la droga así no más no es tan simple y el Perú solito de ninguna manera lo va hacer. Yo soy una persona liberal, si quieren fumar su troncho (porro de marihuana) —yo sé que no les gusta que se diga eso— no es el fin del mundo, pero la droga dura sí es grave” dijo Kuczynski en una entrevista al peruano canal N de televisión desde Colombia, la noche del domingo.

“Hay varios presidentes latinoamericanos que han apoyado eso (legalización), pero lo que le puedo decir que los países donde hay droga libre como Holanda, Portugal, Suiza tienen gravísimos problemas”, indicó.

El mandatario, que asiste a la firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), manifestó que el negocio de la droga va a cambiar y pronosticó que las drogas sintéticas y químicas van a reemplazar el consumo de otras drogas tradicionales como la cocaína.

Kuczynski coincidió con aquellos especialistas que desde el principio han señalado que hay que controlar la demanda de la droga siempre ha tenido la razón.

“El opositor de la droga no es la erradicación química como se hace en Colombia, sino que se convierta en un mal negocio para los campesinos de hoja de coca“, señaló, y recordó que las drogas sintéticas han provocado una caída en los precios de la arroba de hoja de coca. 

Kuczynski marcó una diferencia entre la guerrilla Sendero Luminoso -considerada como una organización terrorista en su país- con las FARC.

“Sendero Luminoso tenía una ideología muy pronunciada, hiperdestructiva, mataba a campesinos inocentes. Las FARC están en otra cosa, están en el negocio de la droga, eso lo van a ir dejando. De repente no inmediatamente, pero poco a poco y eso va a cambiar la fisonomía de esta región”, agregó.