Prefirió quemarse viva que ser violada otra vez por el Dáesh

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El médico alemán Ilhan Kizilhan ha tratado a más de mil mujeres y niñas que fueron víctimas de los horrores del Estado Islámico en su hospital, pero ninguna historia lo pudo conmover más que la de una niña de ocho años que prefirió quemarse viva a volver a ser violada por los terroristas.

Según relató Kizilhan, el hecho ocurrió el en abril de 2014, cuando viajó al norte de Irak para ayudar a cientos de yazidis que fueron masacrados en sus aldeas tras un ataque fugaz del grupo extremista y en un campo de refugiados pudo conocer a la pequeña, quien tenía quemaduras en el 80% de su cuerpo. “No tenía ni nariz, ni oreja izquierda”.

Un artículo reseñado en ABC, asevera que la menor fue secuestrada junto con sus hermanas tras el ataque por los yihadistas, quienes las violaron una y otra vez durante semanas.

Sin embargo, una noche, en medio de un ataque de pánico, la niña prefirió agarrar un bidón de gasolina, rociarse con él y prenderse en fuego que volver a ser violada otra vez.

El doctor alemán decidió trasladarla a su hospital por temor a que no pudiera sobrevivir y luego de una docena de operaciones, gracias a 30 donantes de piel, pudo salvarla. “Este es uno de los casos que siempre tengo en la mente. Nunca lo olvidaré”, enfatizó.

Categoría: Mundo | Claves: Daesh Estado Islámico