En problemas el presidente de Honduras por contratar a familiares

En Honduras ha sido costumbre que los gobernantes y sus allegados nombren a familiares en puestos importantes

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Tegucigalpa, Honduras. AP) — El artículo 250 de la Constitución de Honduras prohíbe a los parientes del presidente y de los tres vicepresidentes, en el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, desempeñarse como secretarios o subsecretarios de Estado.

La hermana del presidente hondureño es “ministra” asesora de Estrategia y Comunicaciones, pero el mandatario dice que ella no es secretaria de Estado. La información se conoce en medio de una crisis política en el país por corrupción e impunidad.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ha negado públicamente que en su gobierno exista nepotismo. El jueves, el mandatario dijo a CNN que Hilda Hernández, ingeniera civil de profesión, “trabaja en el ministerio, no maneja presupuesto, no maneja ninguna cartera” y por tanto “no es secretaria de Estado”.

Después, Hilda Hernández escribió en su cuenta de Twitter @hildahernandeza: “pensándolo bien, no voy a caer en provocaciones. Seguimos trabajando por Honduras”.

En su perfil en Facebook, Hilda Hernández se describe como “ministra asesora en el Ministerio de Estrategia y Comunicaciones”.

Hilda tomó posesión del puesto el 29 de enero de 2014, tres días después que su hermano asumió al poder para una gestión de cuatro años en una ceremonia especial en el estadio Nacional de Tegucigalpa.

Su hermano creó ese puesto exclusivamente para ella porque jamás existió en el engranaje burocrático. Ningún medio u organización local ha criticado al presidente por nepotismo, pese a que se sabe que ha colocado a un sinnúmero de parientes en posiciones del servicio exterior.

La familia Hernández es numerosa. El gobernante es el número 15 de 17 hermanos y con su esposa Ana Rosalinda García ha procreado cuatro hijos.

ESCÁNDALO DE NEPOTISMO

Su hermana es una férrea defensora del gobierno y acompaña a Hernández en sus frecuentes giras al extranjero y dentro del país. Por eso, se le conoce como una superministra, la confidente y la mano derecha del gobernante.

De febrero de 2002 a enero de 2005 Hilda fue viceministra de Agricultura y Ganadería. Durante la administración del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) era ministra de Desarrollo Social.

El ministro de Justicia, Rigoberto Chang, explicó en un comunicado que Hilda ha trabajado en los gobiernos del oficialista Partido Nacional “por su capacidad y amor a Honduras”.

“Hoy, que su hermano es presidente, Hilda se desempeña como ministra consejera en el área de Estrategia y Comunicaciones… y eso no significa nepotismo“, añadió.

Según Chang, “ella ha firmado como ministra asesora y nunca como secretaria de Estado” y que en los decretos del gobierno “no aparece su nombre ni firma en atención a que no tiene despacho con cartera”.

Dijo que “desde el gobierno del presidente Maduro (2001-2005) “ha laborado con eficiencia, dinamismo y honradez. Ella desciende de una familia política que desde la década del 50 del siglo pasado ha tenido participación en la vida del estado hondureño“.

El padre del presidente fue el general Juan Hernández. Ocupó los cargos de alcalde de su pueblo, jefe militar, gobernador provincial y congresista. Se exilió en el vecino El Salvador en gobiernos contrarios a su partido.

El mandatario no contestó una pregunta de CNN sobre si su hermana ganaba un salario por ser funcionaria pública.

En Honduras es secreto el sueldo del presidente y de los ministros. Sin embargo, el exmandatario Ricardo Maduro (2001-2005) declaró que en su época ganaba 2.727 dólares al mes.

El escándalo de nepotismo del presidente surge en momentos en que movilizaciones multitudinarias de jóvenes recorren las calles casi a diario y desde mayo pasado clamando por el fin de la corrupción y la impunidad en Honduras.

Su exigencia es que el gobierno instale en Tegucigalpa una Comisión Internacional contra la Impunidad de las Naciones Unidas para investigar el saqueo de más de 100 millones de dólares en el Seguro Social.

Un organismo similar provocó en Guatemala la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti y mantiene tambaleante al presidente Otto Pérez.

LA CORRUPCIÓN QUE SALPICÓ AL PRESIDENTE

El caso de la seguridad social, uno de los mayores escándalos de corrupción de Honduras, salpica a empresarios y políticos, incluso al propio presidente, que reconoció que su campaña electoral en 2013 recibió dinero procedente del desfalco, pero sin saberlo.

Los jóvenes agrupados en la llamada Oposición Indignada rechazan un diálogo que el mandatario propuso a la sociedad civil, sin incluirlos a ellos.

En Honduras ha sido costumbre que los gobernantes y sus allegados nombren a familiares en puestos importantes, especialmente en la diplomacia, para estudiar o viajar con magníficos sueldos

Honduras, con 8,6 millones de habitantes, enfrenta una pobreza del 65,2%.

Categoría: América Latina | Claves: Honduras Nepotismo