Obama y Castro hablaron por teléfono

Conversaron sobre la visita que les hará el Papa y sobre los pasos dados desde su encuentro en Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Habana, Cuuba. Reuters) El presidente de Cuba, Raúl Castro, y su homólogo estadounidense, Barack Obama, hablaron el viernes por teléfono sobre la próxima visita del Papa Francisco a ambos países y las nuevas regulaciones que suavizan el embargo comercial que Washington aplica al país caribeño, dijo el Gobierno cubano.

Además conversaron sobre los pasos dados desde su encuentro en Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas, incluyendo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de respectivas embajadas, así como la agenda para los próximos meses para la normalización de los vínculos bilaterales.

“En horas de la tarde del 18 de septiembre de 2015, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Raúl Castro Ruz, sostuvo una conversación telefónica con el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama”, dijo el Gobierno cubano en un comunicado.

DIÁLOGO ANTES DE LA VISITA DEL PAPA

El diálogo se produce pocas horas antes de la visita a Cuba del Sumo Pontífice, quien jugó un papel clave como mediador en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos ex rivales de la Guerra Fría.

También antecede a la intervención de Raúl Castro por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York el 28 de este mes.

Según el comunicado, los dos presidentes reconocieron la “contribución (del Papa) al inicio de una nueva etapa en las relaciones entre los dos países”.

Cuba y Estados Unidos reanudaron formalmente sus nexos diplomáticos el pasado 20 de julio, fecha cuando La Habana reabrió su embajada en Washington.

Menos de un mes después, el 14 de agosto, el secretario de Estado, John Kerry, visitó La Habana para ver ondear la bandera estadounidense en su misión diplomática en la isla.

CASTRO APROVECHÓ EL MOMENTO

Castro aprovechó la ocasión para reiterarle a Obama “la necesidad” de profundizar el alcance del relajamiento de las regulaciones comerciales y de “eliminar definitivamente la política de bloqueo (embargo) en beneficio de ambos pueblos”.

Washington aplica un embargo económico, comercial y financiero a La Habana desde 1962.

El Gobierno de Obama anunció el viernes nuevas regulaciones para flexibilizar el comercio, los viajes y la inversión en Cuba que permitirán a ciertas compañías estadounidenses establecer oficinas en la isla por primera vez en décadas.

Y además, expandir las actividades bancarias, así como eliminar límites a la cantidad de dinero que puede ser transferida a la isla de Gobierno comunista.

EL CONGRESO TIENE LA LLAVE PARA LEVANTAR EL EMBARGO

Las nuevas reglas, que Obama está implementando mediante sus facultades ejecutivas, entrarán en vigor el lunes y se suman a otras medidas que el mandatario anunció en enero para empezar a reducir las sanciones económicas con Cuba.

Pero sólo el Congreso tiene la facultad de levantar completamente el embargo económico, lo cual sería cuesta arriba en vista de que los republicanos, que son mayoría en el Poder Legislativo, se oponen pese a la insistencia de Obama.

“El presidente cubano le ratificó al presidente Obama la voluntad de Cuba de avanzar en las relaciones con Estados Unidos, sobre la base del respeto y la igualdad soberana”, destacó el comunicado.