bbc-bar

Primarias en EE.UU.: las razones por las que, pese a que sabe que no ganará, Sanders sigue en campaña

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

bbc-footer

El senador de Vermont, Bernie Sanders, anunció que su campaña seguirá hasta que se deposite el último voto.

Con su victoria en cuatro de los cinco estados que celebraron primarias este martes en Estados Unidos, Hillary Clinton roza la nominación del Partido Demócrata para ser la candidata en las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre.

Si se tienen en cuenta los delegados ya comprometidos (1.622) más los llamados superdelegados (519), Clinton tiene casi el 90% de los 2.383 delegados que necesita para lograr la nominación matemática.

Y a pesar de que, desde el campo de Berni Sanders prácticamente se reconoció que es imposible alcanzar a su contendora, el senador seguirá en campaña. Y sus razones van más allá de lo político.

Todas las miradas sobre Sanders

En relación con Bernie Sanders, Hillary Clinton dijo: “Es más lo que nos une que lo que nos separa”.

En el momento en que se confirmó la victoria de Hillary Clinton en Connecticut, el último estado del que hubo datos y donde la carrera fue muy pareja, analistas y comentaristas de televisión comenzaron a especular cuál sería la reacción de Sanders.

Horas antes, el equipo de campaña de Sanders había dicho que “reevaluarían” la situación si los resultados eran malos.

Y lo fueron.

¿Decidiría Sanders retirarse, mantendría la retórica agresiva contra Hillary Clinton de las últimas semanas o se mostraría más conciliador y consciente de su realidad sin dejar la carrera?

Una declaración de intenciones

No hubo que especular por mucho tiempo: el propio Sanders publicó un comunicado que, si bien no habla de abandonos, es lo más similar a una concesión de todo lo que el senador de Vermont ha dicho hasta ahora.

En primer lugar, el tono del comunicado recupera la cordialidad de hace unos meses hacia su rival, a la que felicita por sus victorias de la jornada.

A continuación, Sanders anuncia que está listo para emprender campañas centradas en asuntos concretos en las próximos 14 citas que quedan.

El último debate entre Hillary Clinton y Bernie Sanders el pasado 14 de abril dejó patente la creciente tensión entre ambos candidatos.

Esto deja entrever que Sanders dejará a un lado las recientes críticas a Clinton para centrarse en explicar sus propuestas.

El senador prosigue su comunicado en el que tácitamente admite que no va a ganar la nominación del partido pero expone los motivos para continuar hasta el final:

“Las personas de cada estado del país deben tener el derecho a determinar a quién quieren como presidente y cuál debe ser la agenda del Partido Demócrata.

“Es por eso que estaremos en esta carrera hasta que se deposite el último voto. Es por eso que esta campaña irá a la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia con la mayor cantidad posible de delegados para luchar por una plataforma progresista”, escribe.

Sanders enumera algunos de los asuntos centrales que debe defender esta plataforma progresista:

Un salario mínimo de US$15 la hora,
el final de “nuestras desastrosas políticas comerciales”,
un seguro de salud para todos,
la ruptura con las instituciones financieras de Wall Street,
el final del fracking en EE.UU.,
gratuidad de las facultades y universidades públicas,
y la aplicación de un impuesto al carbono para que “se pueda abordar de forma efectiva la crisis planetaria del cambio climático”.

El periodista de la BBC especializado en política estadounidense, Anthony Zurcher, subraya que, en su comunicado, “el senador no hizo mención sobre ganar la nominación”.

“No había necesidad de hacerlo”, opina Zurcher.

En 2008, Hillary Clinton también continuó en campaña incluso después de que Obama ganara los delegados suficientes.

Recursos de la campaña

Uno de los soportes que hace posible que Sanders continúe hasta el final es el económico.

Cabe recordar que muchos de los contendientes que se han ido retirando a lo largo de todo este proceso, lo han hecho por falta de suficientes recursos.

El equipo de campaña de Sanders asegura que la financiación procede de pequeñas contribuciones de millones de donantes y que no depende de grandes instituciones o de los llamados super-PAC.

Bernie Sanders tiene un gran apoyo entre los jóvenes, a quienes dice quiere seguir representando hasta el final de las primarias.

Sea como fuere, cuenta con suficiente dinero para seguir adelante e incluso hacer grandes inversiones.

Por ejemplo, para la jornada de este martes, la campaña de Sanders gastó más que la maquinaria de Clinton en anuncios de televisión en una proporción de 2-1 en los cinco estados donde hubo primarias (Maryland, Pensilvania, Connecticut, Delaware y Rhode Island).

Y sólo obtuvo una victoria, en Rhode Island, para justificar la inversión.

El voto de los independientes

Otro de los elementos que ha mantenido la campaña de Sanders vibrante y optimista es el apoyo con el que cuenta entre los votantes independientes.

Sanders se mostró orgulloso por el respaldo recibido de los votantes independientes.

“Parte de su problemas de Sanders se explican por la naturaleza de las primarias en las que compitió, la mayoría de las cuales estaban abiertas sólo para votantes registrados como Demócratas”, señala Zurcher.

“Sanders puede atribuir gran parte del éxito de su campaña al apoyo de los votantes jóvenes e independientes que tradicionalmente no participan en el proceso de primarias Demócratas. En los lugares en que fue más difícil que estos grupos votaran, los números de Sanders bajaron.

“Sin embargo, Sanders está buscando la nominación del Partido Demócrata, y para seguir siendo competitivo sólo necesitaba el apoyo de más Demócratas”, concluye el periodista de la BBC.




bbc-footer
Categoría: Mundo | Claves: BBCMundo Primarias en EE UU