Juan Salas, el “espontáneo zuliano”, señalado de hurtar en instituciones

En septiembre de este año Juan Salas se delató cuando fue grabado en el Colegio Cristo Rey, ubicado en Altamira, en donde hurtó teléfonos celulares.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

El martes, Juan Salas fue grabado por las cámaras en la alcaldía de Cárdenas. Crédito: La Nación Web

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Juan Salas y Yendrik Sánchez se dieron a conocer por interrumpir diferentes eventos televisados, como un acto del entonces candidato presidencial en 2013, Henrique Capriles, la presentación de Franco de Vita en el Miss Venezuela 2005, un discurso del presidente Nicolás Maduro en la Asamblea Nacional (AN) y hasta violó la seguridad del entonces presidente, Hugo Chávez, en 2007.

Sin embargo, tras una serie de hurtos en distintas instituciones públicas y privadas del país, las grabaciones muestran a Salas, conocido como el “espontáneo zuliano”, en todas las imágenes vestido como un ejecutivo, portando carnets y documentos, presumiblemente falsos, y argumentando diferentes motivos para ingresar a los diferentes establecimientos, señala una nota de La Nación Web.

En septiembre de este año se delató cuando fue grabado en el Colegio Cristo Rey, ubicado en Altamira, en donde hurtó teléfonos celulares. Sus más recientes actuaciones lo ubican, también por cámaras de seguridad, como el responsable de haber hurtado el martes una laptop y un iPhone de una de las oficinas de TRT, en La Concordia, estado Táchira, instalación a la que ingresó bajo engaño, asegurando que lo esperaban para una entrevista.

Hizo lo mismo en la alcaldía del municipio Cárdenas, estado Táchira, de donde se llevó un teléfono celular de alta gama, también bajo el mismo modus operandi.

Un funcionario, en vez de detenerlo, pensó que estaba inestable mentalmente, y lo envió a la Unidad de Pacientes Agudos, UPA, del Hospital Central, donde luego de hacerle un diagnóstico psiquiátrico, lo enviaron de nuevo a la calle.

Según el diagnóstico, Salas sería un paciente esquizofrénico con patología desfavorable, nunca mejorará; pero sin patología de ladrón, porque no está psicótico, según los especialistas. Tampoco lo consideraron disociado y, por lo tanto, sería incapaz de cometer los delitos que le señalan. Y en vista de que no representaba un peligro para la sociedad, lo dejaron ir.

Categoría: Venezuela