Privan de libertad al pastor involucrado en la red de pornografía infantil

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El Ministerio Público privó de libertad al pastor evangélico Carlos César Colmenares de 48 años de edad, además de las hermanas Naomi Obelmejías Berra de 18 años y Wileska Mata Berra de 24 años, y su primo Sergio Zavala Mundaraín de 22 años, por presuntamente haber utilizado a seis niñas y adolescentes en actividades de pornografía en Barcelona, estado Anzoátegui.

Según la nota de prensa, la irregularidad fue detectada mediante labores de investigación coordinadas por el Ministerio Público, tras la detección de un caso similar en el estado Bolívar, en el cual un pariente de tres niñas denunció el pasado 1º de diciembre a la madre de ellas ante la subdelegación Ciudad Guayana del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

En la audiencia de presentación, la fiscal 10ª del segundo circuito del estado Bolívar, Emily Hernández, imputó a Colmenares bajo la presunta comisión de encubrimiento en los delitos de utilización de niñas y adolescentes en la pornografía; elaboración de material pornográfico y abuso sexual agravado a niñas y adolescentes, todos en acción continuada.

Mientras que las hermanas Naomi y Wileska, y Zavala Mundaraín, propietario de una academia de modelaje en la citada localidad oriental, fueron imputados como coautores en la utilización de niñas y adolescentes en la pornografía y elaboración de material pornográfico, ambos en acción continuada.

De la misma manera, el hombre resultó imputado por abuso sexual a niña; y las dos mujeres, como cómplices necesarias en el abuso sexual agravado a niñas y explotación sexual de niñas y adolescentes en acción continuada.
Las cuatro personas fueron imputadas por el delito de asociación para delinquir.

Por este caso fue imputada una adolescente de 15 años de edad como cómplice no necesaria en el uso de niñas y adolescentes en la pornografía y elaboración de material pornográfico, así como asociación para delinquir. Fue remitida al Centro de Formación Integral para Hembras en Ciudad Bolívar.

El Tribunal 1º de Control en materia de Violencia de Género de Puerto Ordaz dictó la medida privativa de libertad contra Colmenares, Zavala, Mata y Obelmejías, y fijó como sitio de reclusión de los dos hombres el Centro Penitenciario de la Región Oriental, en El Dorado, municipio Sifontes del estado Bolívar; mientras que las mujeres irán al Centro de Coordinación Policial Vizcaíno, en San Félix, municipio Caroní de la mencionada jurisdicción.
Es importante destacar que el Ministerio Público coordinó los exámenes médico forenses a las afectadas.
Adicionalmente, logró que el referido juzgado acordara una serie de medidas de protección y seguridad para las víctimas.

En la noche del pasado 5 de diciembre, funcionarios del Cicpc ejecutaron la respectiva orden de aprehensión contra Zavala Mundaraín por sus supuestos vínculos con los privados de libertad por el caso en Bolívar, y lo ocurrido con las seis víctimas de Anzoátegui.

Al mismo tiempo, fueron detenidas las hermanas Obelmejías Berra y Mata Berra, de quienes se presume que, bajo engaño a sus padres, llevaban a las niñas y adolescentes a la mencionada academia. Una de las víctimas, de 4 años de edad, es hija de la primera citada.

En relación con la adolescente de 15 años de edad, también fue detenida puesto que se habría dedicado a captar otras niñas para fines de pornografía en un liceo de la capital de Anzoátegui.

En tanto, una comisión de la policía científica materializó la orden de aprehensión solicitada contra el pastor evangélico en su residencia, ubicada en San Félix, por su presunta conexión con Zavala Mundaraín.

CASO EN BOLÍVAR

Hay que recordar que por el caso de Bolívar están privados de libertad Maryorie Lugo Muñoz de 32 años, madre de niñas y adolescentes de 10, 11 y 12 años de edad, respectivamente, víctimas de actividades de pornografía infantil.

Lugo Muñoz fue imputada como coautora en la utilización de niñas y adolescentes en la pornografía; cómplice necesaria en la elaboración de material pornográfico; explotación sexual de niñas y adolescentes, y cómplice necesaria en el abuso sexual agravado a niña; todos estos tipos penales en acción continuada.

Así mismo, la mujer fue imputada por los delitos de omisión a la denuncia y asociación para delinquir.

Mientas el fotógrafo Charvis Campos Bellorín de 29 años quedó imputado como coautor en la utilización de niñas y adolescentes en la pornografía, y elaboración de material pornográfico, en acción continuada; además de abuso sexual a niña, actos lascivos agravados y asociación para delinquir.