La huelga de los profesores por los “salarios de hambre”

El presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, Víctor Márquez, dijo a los periodistas que la huelga en la mayor casa de estudios superiores de Venezuela "sería innecesaria si el Gobierno nos escuchara".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Los profesores de la estatal Universidad Central de Venezuela (UCV), la principal del país caribeño, efectúan hoy un paro de 24 horas en protesta por los bajos salarios y lo que consideran otras “medidas salariales inconstitucionales” que achacan al Gobierno.

¿Qué sentido tiene hacer carrera académica cuando la diferencia son 153 bolívares mensuales y eso es la mitad de lo que cuesta un kilo de papas?

El presidente de la Asociación de Profesores de la UCV, Víctor Márquez, dijo a los periodistas que la huelga en la mayor casa de estudios superiores de Venezuela “sería innecesaria si el Gobierno nos escuchara“, reseñó la agencia EFE.

Márquez aseguró que existe una vulnerabilidad a “derechos consagrados en el texto constitucional”, tanto en relación a “salarios suficientes como diferenciados”, pero dijo que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, en lugar de admitir errores, “aumenta la conflictividad”.

Márquez explicó que, además de que “en este momento no hay ningún” universitario que gane lo suficiente como para adquirir la canasta alimentaria, adicionalmente el Ejecutivo “aplanó las escalas” salariales.

De esta manera, afirmó, “un profesor que hace una investigación para ascender de instructor a profesor asistente va a recibir apenas 153 bolívares mensuales adicionales”, menos de un dólar al tipo de cambio de 198 bolívares, la tasa oficial más alta de las tres existentes en relación con la divisa estadounidense.

“¿Qué sentido tiene hacer carrera académica cuando la diferencia son 153 bolívares mensuales y eso es la mitad de lo que cuesta un kilo de papas?”, se preguntó.

A propósito de estas circunstancias, en la red social Twitter fue posicionada la etiqueta #SoyProfesorUniVE por docentes de educación superior venezolanos que expresaron la precaria situación que padecen, en la que muchos dijeron ganar “salarios de hambre”.

De acuerdo al Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros, el coste de la canasta alimentaria familiar se sitúo en mayo pasado en 24.694,21 bolívares, equivalente a 123 dólares con la tasa oficial de 198 bolívares.

Márquez consideró casi insignificante la diferencia entre el salario de “un profesor instructor y un profesor asistente, y la de un asistente y un profesor agregado, y así sucesivamente”, porque “cada vez nos van aplanando más las escalas y cada vez estamos (con salarios) más cercanos a personas que no tienen formación profesional y esto fomenta la fuga intelectual de las universidades”.

Asimismo, indicó que el año pasado los profesores de la UCV estuvieron paralizados “mucho tiempo, casi tres meses, para lograr soluciones” a los mismos problemas que ahora han resurgido, principalmente por la inflación.

“El deterioro es progresivo en las instituciones universitarias”, dijo porque no solo existe “maltrato al cuerpo docente” sino también presupuestos deficitarios y aseguró que el Gobierno proyecta una “imagen distinta a la real porque cada año nos da más dinero, pero el poder adquisitivo” de los profesores es “cada vez peor” debido a la inflación.

Márquez descartó que la huelga ponga en riesgo el próximo fin del año lectivo” 2014-2015, pero advirtió de que “sí está en riesgo el comienzo del año que viene” si no atienden sus demandas.

El pasado 4 de mayo los profesores de la UCV también realizaron una huelga de un día y entonces denunciaron que la mayoría de ellos gana menos de 70 dólares al mes y algunos incluso menos.

En la región latinoamericana “los profesores universitarios ganan alrededor de 5.000 dólares mensuales y nosotros menos de 70 dólares”, afirmó entonces la Asociación de Profesores de la UCV.