Prometen “hacer respetar firmemente” las sanciones a Corea del Norte

Barack Obama prometió junto a la presidenta surcoreana, Park Geun-Hye y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, "hacer respetar firmemente las duras medidas de seguridad adoptadas por la ONU" contra Pyongyang, que realizó pruebas nucleares y de misiles consideradas provocadoras.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Barack Obama y Park Geun-Hye. Crédito: AFP

(Washington, Estados Unidos. AFP) – El presidente estadounidense Barack Obama subrayó la necesidad de mantener la presión sobre el armamento nuclear de Corea del Norte, luego de reunirse con sus aliados japoneses y surcoreanos.

Luego del mitin en Washington, Obama prometió junto a la presidenta surcoreana, Park Geun-Hye y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, “hacer respetar firmemente las duras medidas de seguridad adoptadas por la ONU” contra Pyongyang, que realizó pruebas nucleares y de misiles consideradas provocadoras.

“Lo que verdaderamente tenemos en mente es Corea del Norte, y estamos unidos en nuestros esfuerzos para disuadir y defendernos contra las provocaciones norcoreanas”, insistió el mandatario estadounidense.

La amenaza que representa Pyongyang es un tema clave de la cumbre internacional sobre la seguridad nuclear en Washington, organizada por Obama, quien debería discutir el tema también con su homólogo chino Xi Jinping, aliado de Pyongyang.

El ambiente en la península coreana se deterioró considerablemente desde que Corea del Norte inició además una serie lanzamientos y pruebas de misiles de largo y corto alcance este año. 

A principios de marzo el Consejo de Seguridad de la ONU había impuesto nuevas sanciones, las más duras hasta ahora contra Corea del Norte, luego de que el país llevara a cabo su cuarta prueba nuclear el 6 de enero.

El 18 marzo el Consejo de Seguridad, respaldado por China, condenó firmemente el lanzamiento de dos misiles, al considerar que constituían “una clara violación” de sus resoluciones.

Esa declaración fue adoptada durante una reunión a puertas cerradas convocada por Estados Unidos, que además aprobó una nueva serie de sanciones unilaterales contra Pyongyang.