Pronostican aumento del precio del crudo, pero podría disiparse

Datos del operador global de mercados financieros Intercontinental Exchange Inc (ICE) mostraron que los inversores están más optimistas en torno al Brent.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Reuters) – Analistas petroleros elevaron sus pronósticos promedio para el precio del crudo en 2016 por primera vez en 10 meses, aunque advirtieron que la confianza de los inversores podría afectar las perspectivas a corto plazo sin una sólida mejora en los fundamentos del mercado, mostró un sondeo de Reuters.

El precio del crudo ha subido en casi un 45 por ciento desde mínimos de doce años de casi 27 dólares por barril en enero.

La reciente escalada es más un retorno desde un sentimiento muy bajista que se dio a principios del año con las noticias de China y el levantamiento de las sanciones contra Irán”, dijo Luana Siegfried, analista de Raymond James.

El sondeo a 31 economistas y analistas proyectó que los precios del crudo Brent promediarían 38,60 dólares por barril en el segundo trimestre de este año, frente a los niveles actuales de casi 40 dólares.

Para el 2016, analistas elevaron sus previsiones promedio para el Brent a 40,90 dólares por barril, desde 40,10 dólares en la encuesta del mes pasado, marcando el primer incremento desde mayo del año pasado y frente al promedio actual de 35 dólares en lo que va del año.

Las perspectivas de un acuerdo entre los mayores productores mundiales para mantener el bombeo en los niveles de enero, junto con un marcado declive en la producción de esquisto de Estados Unidos, han alentado las expectativas entre los inversores de que los mínimos de enero marcarán el fin de una corriente vendedora de 18 meses.

Datos del operador global de mercados financieros Intercontinental Exchange Inc (ICE) mostraron que los inversores están más optimistas en torno al Brent que en cualquier momento desde que el operador empezó a registrar los datos en 2011, pero sin un acuerdo entre la OPEP y sus rivales para controlar los suministros, este optimismo podría disiparse.