Pronostican “una campaña electoral muy dura” para el 6-D

El presidente de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, sostuvo que "esta va a ser una campaña muy dura" en la que la oposición se centrará en atacar al gobierno en términos de la crisis económica.

Pronostican “una campaña electoral muy dura” para el 6-DCrédito:Carlos Garcia Rawlins / Reuters
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AP).— A cuatro meses de las elecciones parlamentarias la política venezolana tiende a caldearse especialmente ante los últimos señalamientos del oficialismo que aseguran que algunos opositores participan de acciones desestabilizadoras.

Para los analistas, Venezuela viviría una de las campañas electorales más duras de su historia.

La denuncia que presentó la víspera el presidente venezolano Nicolás Maduro contra algunos dirigentes opositores, que fueron señalados por un detenido de estar implicados en un complot contra el gobierno, ha generado nuevas tensiones políticas tras las recientes inhabilitaciones de candidatos que fueron propuestos por la coalición opositora para participar en los comicios legislativos.

Maduro presentó en su programa semanal de televisión un vídeo en el que el joven José Pérez Venta, que fue arrestado la semana pasada por su presunta relación con el asesinato de una mujer, señaló en un interrogatorio al líder opositor y gobernador del estado central de Miranda, Henrique Capriles, y la ex congresista María Corina Machado, entre otros opositores, de promover acciones de desestabilización contra el gobierno.

Capriles y Machado negaron este miércoles los señalamientos y exigieron a Maduro concentrarse en los graves problemas que agobian a los venezolanos tales como la desbordada inflación y la escasez de algunos alimentos, medicinas y otros productos básicos, según los opositores.

Para los analistas, Venezuela viviría una de las campañas electorales más duras de su historia.

“Los venezolanos queremos soluciones a nuestros problemas”, dijo Capriles a través de un mensaje de internet al rechazar las denuncias contra la oposición que las atribuyó a una “novela” del gobierno.

“La gente no está hablando de las historias del gobierno. La gente quiere soluciones y la paciencia del país tiene un límite…No abusemos de la paciencia de la gente. Nadie quiere en Venezuela un estallido social”, sostuvo el ex candidato presidencial.

Por su parte, Machado atribuyó las acusaciones a una estrategia del gobierno para “callar y “desmovilizar” a la población de cara a los comicios legislativos del 6 de diciembre en los que la oposición figura por primera vez en 16 años como favorita para ganar la consulta y lograr el control de la Asamblea Nacional, según las principales encuestas locales.

La dirigente, recientemente inhabilitada para participar como candidata, dijo a The Associated Press que los opositores se mantendrán “firmes” y “serenos” para hacer frente a lo que consideró como las “condiciones más adversas que hayamos tenido en elección alguna en Venezuela”.

El presidente de la encuestadora local Datanálisis, Luis Vicente León, sostuvo que “esta va a ser una campaña muy dura” en la que la oposición se centrará en atacar al gobierno en términos de la crisis económica, y el oficialismo tratará de desvirtuar y desacreditar al máximo a la oposición y su liderazgo.

El analista dijo a la AP que en este momento es muy temprano para hacer proyecciones sobre el impacto que están generando las acciones del gobierno y la oposición, pero señaló que para Maduro es un “reto” poder superar el escenario adverso que enfrenta ante la caída significativa de su popularidad, que está alrededor de 25%, y la severa crisis económica.

Pérez Venta, quien fue aprehendido la semana pasada junto otros dos hombres por su presunta relación con el asesinato de Liana Hergueta, mencionó en su declaración haber tenido contactos y recibido dinero de un encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo que era “falsa” y sin fundamento la alegación contra funcionarios estadounidenses.

Las autoridades han señalado a los detenidos por el caso de Hergueta de tener vínculos con partidos opositores y haber participado en las protestas del año pasado, mientras que algunos medios locales y opositores los han relacionado con el gobierno.