elpais

Prudencia laboral

La mejora del mercado de trabajo no consigue elevar el bienestar de todos los ciudadanos afectados por la crisis.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El País). A la espera de conocer la encuesta de población activa (EPA) del segundo trimestre, el paro registrado y las afiliaciones a la Seguridad Social en mayo siguen una evolución mensual favorable similar a la detectada en los tres primeros meses de 2015. El paro bajó en 118.000 personas, el mayor descenso en el mes de mayo registrado en la serie histórica. También aparecen aumentos espectaculares de afiliados a la Seguridad Social (213.000 más) que permiten al Gobierno alentar el propósito de llegar a los 20 millones de afiliados en el plazo de tres años.

Las estadísticas hay que evaluarlas con cautela; y más cuando la EPA —la medida homologada del mercado laboral— mantuvo en el primer trimestre una evolución peor que el paro registrado. La economía sigue una senda de crecimiento que probablemente acelerará durante 2015 y el primer trimestre de 2106, ayudada por la depreciación del euro y el abaratamiento del petróleo. Pero son parámetros que no se pueden controlar desde el Gobierno. El leve repunte de la inflación, anunciado por el Banco Central Europeo, y la tímida recuperación del crédito permiten suponer que el crecimiento se afianzará en los próximos trimestres.

La caída del paro y el incremento de cotizantes, en todo caso, se están consiguiendo en parte con una contratación precaria que, si bien mejora las estadísticas, no consigue elevar el bienestar de todos los ciudadanos afectados por la crisis.

Categoría: Opinión