¿Qué hacen los delincuentes con el dinero del secuestro?

Las bandas de la Cota 905 y El Cementerio han entrado en una fase de "atomización".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El periodista de sucesos Javier Ignacio Mayorca explicó recientemente, en su blog Crímenes sin castigo, la turbulenta conexión entre las bandas de los sectores El Cementerio y Cota 905 de Caracas con el negocio del narcotráfico.

En un artículo titulado “La mezcla perfecta”, Mayorca explicó que a pesar de los numerosos planes que ha anunciado el Gobierno contra la inseguridad ciudadana, hasta la última semana de diciembre las bandas de la Cota 905 continuaban secuestrando y robando vehículos.

“Un cálculo de Antiextorsión de CICPC atribuía en noviembre 58 plagios a las bandas del sector. ¿Cómo era esto posible? Los testimonios de personas secuestradas indican que el afán de obtener dólares proviene de la incursión de estos grupos en el tráfico de drogas a gran escala en el oeste de la ciudad. La marihuana, y especialmente la cocaína no se comercian en bolívares. Es un mercado que se mueve en divisa estadounidense, desde que los paquetes entran por la frontera. Por cada 2500 dólares pagados en rescate por una persona o por la devolución de un vehículo, los grupos pueden adquirir un kilo de alcaloide de alta pureza. Una vez distribuidos en las calles de la capital pueden obtener el equivalente a 7500 dólares. El negocio es redondo. Testimonios de personas que han permanecido cautivas en ese sector revelan además que algunos integrantes de la cúpula de estas bandas también consumen el producto que venden. Esto los hace cometer errores e incrementa la posibilidad de conductas violentas, especialmente cuando están afectados por la resaca”, detalló el periodista.

Asimismo, afirmó que las bandas de la Cota 905 y El Cementerio han entrado en una fase de “atomización”.

“Un negociador de secuestros indicó que diversos grupos han salido a secuestrar desde allí en terrenos donde antes no incursionaban, como La Trinidad o San Román. Luego, piden la colaboración de las bandas de las que surgieron, especialmente en la fase de custodia del rehén, y por eso pagan una parte del dinero obtenido en rescate. Estamos, entonces, ante una nueva generación de empresarios del crimen“, aseveró.

Categoría: América Latina Venezuela | Claves: sucesos