¿Qué puede hacer la nueva AN tras la designación de magistrados?

La nueva Asamblea Nacional puede citar el artículo 265 de la Constitución y remover magistrados del TSJ

¿Qué puede hacer la nueva AN tras la designación de magistrados?Crédito: Lissette Da Silva / Sumarium
Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com

(Caracas, Venezuela) – Tras la designación de 13 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional, cabe la interrogante: ¿Qué mecanismo puede utilizar el nuevo Parlamento para revertir los nombramientos?

Es necesario partir por lo primero, dos días después de la victoria electoral de la oposición en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el líder de la Asamblea saliente Diosdado Cabello anunció que antes de terminar el año la AN designaría a los magistrados, hecho que viola la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, e incluso, la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

¿Por qué es incostitucional?

El pasado 5 de octubre fue publicada la convocatoria oficial para la selección de cinco magistrados del TSJ, sin embargo en la misma no se indicaban los cargos vacantes dentro del Poder Judicial.

Lo que supone que el Comité de Postulaciones inició el proceso de selección, sin que estuviese claro cuáles magistrados serían designados. Hecho que hace inconstitucional la convocatoria, porque no había falta verdadera a suplir.

Poco después de esto, el 14 de octubre, el TSJ aprobó la jubilación de 13 magistrados antes de que se les venciera el período constitucional de 12 años que establece la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

En la lista destacaban Francisco Carrasquero López, Luisa Estella Morales Lamuño (expresidenta del TSJ) y Marcos Tulio Dugarte Padrón, quienes ingresaron al máximo Tribunal en 2004 y por ende expiraban en diciembre de 2016.

La jubilación del Magistrado es una causal de falta absoluta que implica el deber de designar al nuevo titular a través del Comité de Postulaciones Judiciales. Pero lo que no puede hacerse es iniciar el procedimiento de selección antes de que se produzca la jubilación.

¿Puede la saliente AN designarlos?

El actual Parlamento, donde el chavismo es mayoría, venció el segundo período de último año el pasado 15 de diciembre.

Desde ese día hasta el 4 de enero de 2016, la AN sólo podrá tener sesiones extraordinarias para atender asuntos excepcionales, sobrevenidos o de urgencia (Artículo 99 del Reglamento de Interior y de Debate de la AN), no correspondiendo a esta situación el nombramiento de los juristas, ya que se trata de un asunto regular.

Por lo tanto, esta designación constituye un procedimiento que, aparentando cumplir con la Ley, conlleva una extralimitación de las funciones de la actual Asamblea y un desconocimiento de la funciones de la nueva AN, lo que concluye en un fraude constitucional.

¿Qué puede hacer la nueva AN?

Luego de que se instalen los candidatos electos el próximo 5 de enero, la Asamblea Nacional puede remover a los magistrados del TSJ, pero para ello deben cumplirse dos cosas: que se haga por la mayoría calificada de 2/3 y que el Poder Ciudadano califique la falta bajo la cual se acordará esta remoción.

Artículo 265 de la CRBV
Los magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia podrán ser removidos o removidas por la Asamblea Nacional mediante una mayoría calificada de las dos terceras partes de sus integrantes, previa audiencia concedida al interesado o interesada, en caso de faltas graves ya calificadas por el Poder Ciudadano, en los términos que la ley establezca.

Se entiende que el Poder Ciudadano es ejercido por el Consejo Moral Republicano integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General de la República y el Contralor General de la República Bolivariana de Venezuela.

Los sectores que adversan al Gobierno han denunciado en reiteradas oportunidades la parcialidad del Poder Ciudadano hacia el sector oficial. Inclusive quien hoy funge como Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, fue electo gobernador del estado Anzoátegui en 2004 por el partido MVR, en 2007 ingresó a las filas del Psuv y fue fiel seguidor de Hugo Chávez Frías.

Es decir que, la nueva Asamblea Nacional tendría que ponerse de acuerdo con el Consejo Moral Republicano para poder remover a los magistrados. Luego de eso, el Presidente de la Asamblea Nacional deberá convocar, dentro de los diez días hábiles siguientes, a una sesión plenaria para escuchar al interesado o interesada y resolver inmediatamente sobre la remoción planteada.

¿Qué más hay por hacer?

El Parlamento venezolano, además de dictar nuevas ordenanzas, tiene la responsabilidad de hacer cumplir la Carta Magna a través de las facultades competentes.

Si partimos del hecho de que el nombramiento de los magistrados del TSJ es desde el inicio un acto violatorio de la Constitución y de la Ley, que puede calificarse como fraude constitucional.

Y que además la Asamblea Nacional debe garantizar el cumplimiento efectivo de las leyes que de su seno salen.

La nueva AN que se instalará el 5 de enero con mayoría opositora podrá declarar y alegar la inconstitucionalidad e ilegalidad de la designación de estos magistrados, en tanto esa designación pretenda impedir el normal funcionamiento de la misma.

Y hacer uso de los mecanismos que establece la ley para dar fiel cumplimiento a la Constitución.

Razones para remover a un magistrado

Tal y como reza, el artículo 62 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, los magistrados podrán ser removidos de sus cargos en los términos que establece el artículo 265 de la Constitución de la República, y serán causas graves para ello las siguientes:

  • 1. Las que establecen la Ley Orgánica del Poder Ciudadano y el Código de Ética del Juez Venezolano y la Jueza Venezolana.
    2. Manifiesta incapacidad física o mental permanente, certificada por una junta médica que designe el Tribunal Supremo de Justicia previa autorización de la Asamblea Nacional.
    3. No ser imparcial o independiente en el ejercicio de sus funciones.
    4. Eximirse del ejercicio de sus funciones, salvo en los casos de inhibición o recusación.
    5. Llevar a cabo activismo político partidista, gremial, sindical o de índole semejante.
    6. Realizar actividades incompatibles con sus funciones, por sí o por interpuestas personas.
    7. Ejercer simultáneamente otro cargo público remunerado, salvo lo que se dispone para cargos académicos o docentes a que se refiere esta Ley.
    8. Abandonar el cargo y así lo declare el Tribunal Supremo de Justicia.
    9. Incumplir o incurrir en negligencia manifiesta en el ejercicio de sus atribuciones y deberes.
    10. Que sus actos públicos atenten contra la respetabilidad del Poder Judicial y de los órganos que represente.
    11. Cometer hechos graves que, constitutivos o no de delito, pongan en peligro su credibilidad e imparcialidad y comprometan la dignidad del cargo.
    12. Cuando ejerzan influencia directa en la designación de quienes cumplan funciones públicas.
    13. Cuando incurran en abuso o exceso de autoridad.

    14. Cuando incurran en grave e inexcusable error de derecho, cohecho, prevaricación, dolo o denegación de justicia.
    15. Cuando hubiere suministrado datos falsos con motivo de su postulación como Magistrado o Magistrada a la fecha de la misma, que impida conocer o tergiverse el cumplimiento de los requisitos exigidos en la presente ley y en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
    16. Cuando la actitud pública de los Magistrados o Magistradas atente contra el funcionamiento del Tribunal Supremo de Justicia, de alguna de sus salas o del Poder Judicial.
    17. Cuando infrinjan algunas de las prohibiciones que están establecidas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en las leyes.