¿Qué tienen en común Chávez, Pablo Iglesias y Trump?

Lo común en estos personajes “irreverentes”, que ya forman parte de la historia del mundo, está en que los tres han enfocado sus campañas

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – Tres personalidades diferentes, tres nacionalidades y una cosa en común, el populismo. Concepto político que comparten el venezolano Hugo Chávez, el español Pablo Iglésias y el norteamericano Donald Trump.

Una publicación de Factores de Poder, que define cada uno de estos líderes, demuestra que el populismo no vive sólo en países subdesarrollados.

Chávez, Iglesias y Trump coinciden en tres cosas: sus discursos impropios, coloquiales y “de frente”; el arraigo naciolista y su intención de “cambiar y reimpulsar” a sus países.

A continuación el artículo completo:

Hugo Chávez:

El fallecido presidente venezolano Hugo Chávez gozaba de un carisma formidable; formó una fuerte conexión con las clases más bajas de Venezuela, su estilo populista y su lenguaje enérgico caracterizó su vida política, llevándolo a manejar las riendas del país con las mayores reservas de petróleo del planeta durante 14 años consecutivos.

Este líder irreverente no dudó en pelearse en reiteradas oportunidades con los gobiernos de EEUU, Colombia, España o con cualquier otro mandatario que refutara sus ideales socialistas y revolucionarios.

Chávez intentó llegar al poder a través de un golpe de Estado; expropió empresas de tradición en Venezuela; cerró medios de comunicación; cambió la Constitución; repartió millones de dólares a países vecinos y no tan vecinos; expulsó embajadores; despidió a trabajadores petroleros con un silbato; canto y habló por más de 12 horas en cadena nacional; reformó los símbolos patrios y, antes de fallecer dejó un sucesor que según muchos analistas no ha sido tan eficiente a la hora de cautivar a la masas.

Crédito: Youtube

Pablo Iglesias:

El izquierdista y fundador del partido español Podemos, Pablo Iglesias, se ha caracterizado por ser un activista político que no se mide al expresar sus opiniones. Su comportamiento irreverente, poco educado y no común pareciera que es lo que ha llevado a este personaje a gustar y agradar en el país de habla hispana.

Iglesias ha sido vinculado con chavismo en distintas oportunidades, se han mostrado pruebas de un financiamiento por parte de Venezuela para la creación de su partido, y aún así él ha negado que tal información sea cierta. Sin embargo, distintos analistas aseguran que por la retórica y el discurso del líder izquierdista, el régimen del expresidente venezolano, Hugo Chávez, llegó a España.

Pablo Iglesias ha sido acusado de poco protocolar, mal educado, descortés y “doble cara” al generar polémica en el parlamento español por darse un beso en la boca con su par Xavier Doménech en el Congreso. Esta actitud causó impresión en todo el gobierno central.

Pero este no ha sido la única acción de Iglesias que causa revuelo entre los españoles, también lo fue su llegada tardía a una reunión con el Rey Felipe VI vestido con un jersey y unos vaqueros – algo jamás visto-.

crédito: Youtube

Donald Trump:

Otro de estos personajes “irreverentes” es el polémico Donald Trump, un hombre que ha sido catalogado como “showman”, debido a lo que ha hecho con su campaña presidencial en la carrera a la Casa Blanca de Estados Unidos. Para muchos, Trump es un personaje autoritario y para otros un ídolo.

Con todo y lo extremista que son las propuestas de Donald Trump, el magnate multimillonario ha conquistado el corazón de muchos estadounidenses y, aunque parezca increíble también el de algunos latinos, pese a todos los comentarios que ha emitido sobre ellos, específicamente de los mexicanos.

Este hombre es tan polémico que luego de insultar a los mexicanos, terminó por celebrar el Día del Taco asegurando que ama a los hispanos.

Los analistas internacionales aseguran que una persona como Trump en la presidencia de un país como EEUU sólo podría ocasionarle un retroceso a la nación norteamericana “porque maneja una política de aislamiento”.


Sin embargo, lo común en estos personajes “irreverentes”, que ya forman parte de la historia del mundo, está en que los tres han enfocado sus campañas en la deficiencia y problemas que más aquejan a sus países, luego de estar sometidos a largas temporadas de estancamiento.

Hugo Chávez Frias planteaba un nuevo modelo político y social, un reimpulse de Venezuela.

Pablo Iglesias busca cambiar y “mejorar” la economía de España, un país que lleva años con un sistema fuertemente golpeado por el desempleo.

Donald Trump ha tocado la sensibilidad de los estadounidenses con respecto al tema de la inmigración, pues muchos de ellos se han sentido desplazados y reemplazados por aquellos que buscan el sueño americano.

Los tres titulares, dos supuestos socialistas y uno netamente capitalista, coinciden en tres cosas: sus discursos impropios, coloquiales y “de frente”; el arraigo naciolista y su intención de “cambiar y reimpulsar” a sus países.

Venezuela, Estados Unidos y España son tres naciones con culturas y desarrollo totalmente diferentes. ¿Será que el populismo no vive sólo en países subdesarrollados? Estos tres personajes parecen demostrar que no.

Queda por ver si el español y el estadounidense terminan haciendo lo mismo que el máximo líder del chavismo, quien engañó a todos los venezolanos.