Quise comprarle a los bachaqueros, pero…

Los “esfuerzos” cuestionables del Ejecutivo para frenar el accionar de los bachaqueros has sido insuficientes

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Así solian estar los puestos ubicados en la redoma de Petare.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- “Comprarles a los bachaqueros es un mal necesario”, suelen decir algunas personas, pero el escape aunque más costoso, ya no es tan factible como en meses atrás. Los “bachaqueros” se han quedado desprovistos de “mercancía” ante la insólita falta de alimentos y productos de limpieza regulados que antes, aunque poco, se lograban conseguir.

Harina, arroz, café, mantequilla, papel higiénico, toallas sanitarias y pañales, son los productos que con mayor desesperación se buscan, pero que ya ni los propios “bachaqueros” pueden conseguir en los abastos y supermercados o con las “mafias”, como se le conoce a los encargados de conseguir de forma ilícita el producto con mayor demanda.

En un recorrido por Petare y Quinta Crespo, pudimos notar cómo esos productos básicos casi no se ven, y los pocos que se consiguen cuentan con precios absolutamente exorbitantes, dejando sin remedio a los venezolanos que con sueldo mínimo y sin tiempo de hacer colas por responsabilidades laborales, optan por los mal llamados “bachacos” para conseguir “algo” de comer.

En Petare, los productos no abundan. Antes en un solo puesto se conseguía desde harina y pastillas anticonceptivas, hasta leche y suavizante de la marca y el tamaño que quisieras, al igual que papel higiénico, azúcar, arroz, café, detergente y aceite.

“UN OJO DE LA CARA”

A nuestro paso por la redoma de Petare, nos dimos cuenta que los pocos productos que se consiguen cuestan “un ojo de la cara”. Pañales desde Bs. 1500 hasta Bs. 2500, papel higiénico (4 rollos) entre 600 y 700 bolívares, dependiendo de la calidad del mismo, medio kilo de café Fama de América en Bs. 1200.

Aceite Vatel: Bs. 650.
Aceite Mazeite (medio litro): Bs. 450.
Harina de maíz precocido PAN (la única que se ve): Bs. 450.
Caraotas (medio kilo): Bs. 650.
Arroz: Bs. 400.
Mantequilla Mavesa: Bs. 450.
Desodorante: Bs. 650.
Mayonesa Mavesa: Bs. 500.
Detergente Ariel 900 gramos: Bs. 800.
Toallas sanitarias post parto: Bs. 650.

LOS PRODUCTOS QUE NO SE CONSIGUEN

“Nooo miiiija, eso no lo han traído”, dijo una señora apostada en uno de los puestos cuando preguntamos por leche en polvo, salsa de tomate y mostaza.Tampoco vimos los esmaltes para uñas, gel de cabello, compotas para niños, crema dental ni enjuagues bucales.

La situación no fue diferente en el mercado de Quinta Crespo que a pesar de contar con más productos (para sazonar), no se veían esos básicos que normalmente se buscan. Lo que si llamó fuertemente la atención, fue la cantidad de harina de maíz precocido que descargaban de un camión estacionado en la zona de descarga, pacas y pacas salían de su interior y eran llevadas hasta un local del mercado.

UNA CRISIS PROFUNDA

El recorrido de hoy solo nos lleva a reflexionar sobre la profundización de la crisis que se vive en Venezuela desde la asunción al poder del presidente Nicolás Maduro, quien a diario culpa a la “extrema derecha” (oposición), del deterioro económico que existe y a la “guerra económica”, pero pese a tener el control absoluto de casi todo en el país, el Ejecutivo aún no logra erradicar la escasez.

Los más golpeados son los ciudadanos de a pie, esos que a diario salen a buscar comida o simplemente andan con la preocupación de no tener dinero para comprar más caro, ni el tiempo para hacer las interminables colas que solo sirven para comprar dos o tres productos.

Los “esfuerzos” cuestionables del Ejecutivo para frenar el accionar de los bachaqueros ha sido insuficiente, pero más insuficientes han sido esos que supuestamente se han emprendido para acabar con el desabastecimiento y la escasez, ya que hasta ahora los anaqueles incluso de los Mercales y Pdvales siguen estando vacíos.