Racionamientos eléctricos podrían ser de “dos a seis horas diarias”

Expertos consultados dijeron que el nivel de agua en la crucial represa de El Guri está descendiendo aceleradamente a un ritmo de 15 centímetros diarios.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Venezuela podría aplicar un proceso de racionamiento eléctrico mucho más severo debido a que el nivel de agua de El Guri está descendiendo aceleradamente a un ritmo de 15 centímetros diarios.

De acuerdo a lo reseñado por Antonio María Delgado en El Nuevo Herald, a ese ritmo las autoridades no tendrán más opción que paralizar por lapsos de tiempo algunas de las turbinas de generación eléctrica en cuestión de 25 días.

“La aplicación de ese programa de racionamiento podría triplicar las actuales interrupciones en el servicio eléctrico, llevándolas de dos a seis horas diarias en algunas ciudades, ya que la generación eléctrica del país quedaría reducida a cerca de 10,000 megavatios”, señalan.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO

Venezuela está a las puertas de un proceso de racionamiento eléctrico mucho más severo, luego de que la sequía y la falta de previsión han llevado el nivel de agua de la principal represa hidroeléctrica del país hasta un punto alarmantemente bajo.

Expertos consultados dijeron que el nivel de agua en la crucial represa de El Guri está descendiendo aceleradamente a un ritmo de 15 centímetros diarios, ubicándose actualmente en solo 3.5 metros por encima de la cota crítica de 244 metros sobre el nivel del mar.

A ese ritmo, las autoridades no tendrán más opción que paralizar por lapsos de tiempo algunas de las turbinas de generación eléctrica en cuestión de 25 días. La represa Simón Bolívar, ubicada en Guri, estado Bolívar, genera cerca del 70 por ciento de la energía eléctrica que se consume en el país.

“Quedan pocos días de agua al nivel de gasto que están utilizando a ahora”, advirtió desde Caracas el ingeniero eléctrico José Manuel Aller Castro.

“El límite [de 244 metros] es teórico y ellos podrían permitir que el nivel baje un poco más de eso. Pero es evidente que en la medida que baje el nivel, no van a poder seguir sosteniendo las operaciones y van a tener que empezar un drástico plan de racionamiento si no llegan las lluvias”, explicó Aller Castro.

La aplicación de ese programa de racionamiento podría triplicar las actuales interrupciones en el servicio eléctrico, llevándolas de dos a seis horas diarias en algunas ciudades, ya que la generación eléctrica del país quedaría reducida a cerca de 10,000 megavatios.

Eso sería algo menos de dos tercios del actual nivel de consumo en el país, de 15,500 megavatios, según las cifras anunciadas el lunes por el Ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez.

“Estamos trabajando y vamos a seguir haciéndolo de una forma positiva”, expresó Motta Domínguez, tras denunciar que la información que circula en el país está siendo manipulada para crear “una matriz mediática, para crear una opinión que genere el caos y la incomodidad”.

Winston Cabas, integrante de la Comisión de Electricidad del Colegio de Ingenieros, coincide con Aller Castro y en una reciente entrevista de televisión advirtió que las autoridades podrían verse obligadas a apagar ocho de las turbinas de Guri, y dejar de generar cerca de 5,000 megavatios si el nivel de agua cae a 244 metros.

Esta cantidad de energía es el doble de lo que consume Caracas. Cabas desmintió en la entrevista la versión oficial de que los problemas eléctricos del país están siendo causados por la sequía asociada con el fenómeno meteorológico de El Niño.

Aller Castro coincidió en que la sequía no es en realidad la principal causa de la crisis energética.

“Estamos en una condición crítica, pero eso no tiene que ver solamente con las sequías, sino por el hecho de que no tienen máquinas térmicas con que apoyar la generación de electricidad”, señaló Aller Castro.

“En un momento de sequías como el de ahora, que ha habido peores que el de ahora, uno tiene que optimizar la generación termoeléctrica. Lastimosamente, ellos han destruido las plantas termoeléctricas y por lo tanto ahora solo nos queda ese recurso [de generación hidroléctrica], y ese recurso no es suficiente”, añadió.

Según Aller Castro, muchas de las plantas termoeléctricas construidas a raíz de la crisis del 2010 están virtualmente sin operar pese a que se trata de nuevas instalaciones.

“Prácticamente todas las centrales termoeléctricas importantes del país están paralizadas por falta de mantenimiento y por falta de repuestos”, dijo el experto.

En la entrevista en la televisión, Cabas dijo que la planta termoeléctrica de Carabobo, Plantacentro, está paralizada y la de Tacoa, en el estado Vargas, apenas trabaja a un 18 por ciento de su capacidad.

Según las estimaciones de los ingenieros, la generación eléctrica en Venezuela actualmente suma unos 14,000 megavatios, ligeramente por debajo del consumo nacional.

No obstante, el consumo en Venezuela debería estar por el orden de los 20,000 megavatios y el que el nivel registrado actualmente sea un 70 por ciento inferior es producto de la grave crisis económica del país, que mantiene la actividad manufacturera paralizada en casi su totalidad.

Categoría: Venezuela | Claves: Sistema Eléctrico Nacional