Rajoy está dispuesto a “dialogar” pero no sobre independencia

"No estoy dispuesto a liquidar la soberanía nacional", afirmó en su primera declaración tras los comicios catalanes.

Rajoy está dispuesto a “dialogar” pero no sobre independenciaCrédito: REUTERS/Juan Medina
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. AFP) – El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, se declaró dispuesto al “diálogo” este lunes, un día después de la victoria electoral de los independentistas en Cataluña, pero siempre dentro de la Constitución y nunca sobre una separación de España.

Lea también: Independentistas ganan históricos comicios en Cataluña, pero sin mayoría

“Lo que estoy dispuesto, insisto, como he estado siempre, es a escuchar, es hablar, pero a lo que no estoy dispuesto de ninguna manera es a liquidar la ley”, afirmó en su primera declaración tras los comicios catalanes.

Pero “mientras sea presidente del gobierno ni voy a hablar de la unidad de España, ni de la soberanía nacional”, agregó, pidiendo un “diálogo constructivo y leal”.

En Cataluña, “las pretensiones de algunos estaban y siguen estando fuera de la ley, pero además, ahora, se ha demostrado que no tienen el apoyo de una mayoría de ciudadanos“, insistió.

Las dos listas independentistas obtuvieron, sumadas, 72 escaños de 135, es decir una mayoría absoluta del parlamento regional, pero sólo recogieron el 47,8% de los votos. El conservador Partido Popular de Rajoy logró en Cataluña 11 diputados frente a 19 en las anteriores elecciones de 2012.

El lunes, antes de la intervención de Rajoy, la principal coalición independentista en Cataluña se declaró en medida de iniciar el proceso que, según ellos, debe llevar a la región a independizarse de España en 2017.

“Si hay alguien que pretende liquidar la soberanía nacional o la unidad nacional que lo diga; yo de lo demás, estoy dispuesto a hablar”, afirmó Rajoy, que no ha dialogado desde hace más de un año con el presidente saliente de Cataluña, el independentista Artur Mas.

“Podemos tener un acuerdo importante en algunos temas; probablemente, en otros temas las cosas sean más difíciles. Desde luego, lo que no voy a estar nunca es en contra de lo que diga la ley”, insistió.

Hacía referencia al marco establecido por la Constitución de 1978 que afirma fundamentarse “en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”.