Relato: las lujosas alfombras de La Casona que se tiñeron de rojo el 4F

“El golpe de Estado de 1992, la madrugada del 4 de febrero, es algo que yo no podré olvidar”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Daniel Cifuentes

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – “Yo nunca había visto tanta sangre en mi vida”, con estas desgarradoras declaraciones Carolina Pérez, hija de Blanca y Carlos Andrés Pérez, narró lo ocurrido la oscura madrugada del 4 de febrero de 1992 en La Casona.

Entre balas y morteros la sangre de militares venezolanos se estampaba en las alfombras de la residencia presidencial, lugar donde quedó registrado uno de los más sangrientos momentos de la historia contemporánea de Venezuela.

Pese a los intentos armados de capturar al entonces mandatario, Pérez logra llegar al canal Venevisión para esclarecer lo que para él también era una situación confusa, al igual que para su familia.

“A la 1:00 am sale mi papá en la televisión, e ingenua le dije a mi mamá cuando esta gente vea a mi papá en la TV se acabó, ya no nos van a seguir atacando… que equivocación”, relató Carolina quien recuerda que en ese momento la ofensiva militar se fortaleció.

La hija menor del expresidente explicó: “La alfombra del cuarto de mi mamá, a las 7:00 am cuando el sol sale ya, era totalmente manchada de rojo, era una alfombra rosada… La sangre entraba desde la primera escalera de La Casona, en la puerta principal, pasaba por todo el corredor, la capilla. Todo era un camino de sangre, yo nunca había visto tanta sangre en mi vida”.