Reportera “se salvó” de ser asesinada por Pérez Venta

Explicó que logró salvarse porque comenzó a sudar por la desesperación. “El tirro que me pusieron en la nariz y la boca comenzó a perder la pega. Me moví como pude y salí del baño”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Araminta González y Liana Aixa Hergueta no son las únicas víctimas de la pareja delictiva integrada por los supuestos patriotas cooperantes, José Pérez Venta y Carlos Trejo.

El 14 de junio de 2015, Pérez Venta se encontró en Chacaíto con María Gabriela López, reportera gráfica del diario El Propio, y quien había conocido en el 2013. Allí tomaron una autobús que los llevó hasta El Hatillo, donde vive la fotógrafa. López y Pérez Venta se conocieron en 2013, en los campamentos de Operación Libertad, pues este último participaba en las actividades del movimiento estudiantil y militaba en partidos políticos de oposición, como Voluntad Popular y Alianza Bravo Pueblo, reseña una nota de RunRun.

Lea también: Gobierno afirma que los asesinos de Hergueta están vinculados a la oposición

Ese domingo 14 de junio Pérez Venta recibió un mensaje en su celular. “Me dijo que era su escolta, que estaba esperándolo afuera de mi edificio y que necesitaba que le prestara el baño. Le dije que podía ir al baño de un restaurante cercano. Pero él dijo que estaba cerrado”, relató la fotógrafa.

Lea también: Cabello dice que los asesinos no son “patriotas cooperantes”

Pérez Venta le pidió que dejara entrar al supuesto escolta y López accedió. Minutos después fue sometida por el hombre desconocido, quien la amenazó con una pistola y la obligó a entrar al baño.

Los hombres se colocaron guantes quirúrgicos y cargaron con un celular, una computadora, cámara fotográfica y otros objetos de valor que estaban en la vivienda. Además se llevaron un vehículo Toyota Corolla de la madre de López.

Explicó que logró salvarse porque comenzó a sudar por la desesperación. “El tirro que me pusieron en la nariz y la boca comenzó a perder la pega. Me moví como pude y salí del baño”.

El 15 de junio, López acudió a la delegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en El Llanito para colocar la denuncia. “Los que hicieron la experticia en mi casa me dijeron que era un autorobo y que iría al Inof”.

Unos días después, la fotoperiodista volvió a la dependencia policial acompañada de un familiar que conocía a un funcionario del lugar. “Cuando hablamos con el comisario nos dijo que el caso no aparecía. Que no había denuncia”, dijo la reportera gráfica.

“Presumo que el supuesto escolta que me robó tenía algún tipo de relación con la gente del Cicpc porque no pasó nada más con mi caso, hasta que me llamaron el martes 11 de agosto en la mañana. Ahí estaba Pérez Venta esposado”.

La fotógrafa recordó que cuando conoció a José Pérez Venta, este le comentó que había trabajado en Voluntad Popular y se había salido de ahí. “Y después me dijo que estaba trabajando en Alianza Bravo Pueblo, con Richard Blanco”.

Categoría: Venezuela | Claves: Liana Hergueta sucesos