Qué esperar de la Fanb en el resguardo de la paz

Críticos se aventuran a considerar que la base de apoyo de Maduro, cuya popularidad según la encuestadora Datanálisis ronda el 26,8%, no está en la calle sino en los cuarteles.

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Redacción Sumarium) – Más de medio millón de militares venezolanos, según la agencia Reuters, sacó el viernes su armamento para unos ejercicios que se extenderán hasta el sábado, en medio de tensiones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición que busca desbancarlo.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) se armó con tanques, fusiles, cazabombarderos y fragatas. Se mostró preparada ante una eventual “agresión externa” de los adversarios de Maduro con apoyo -según el mandatario- de Estados Unidos. Para el presidente del país caribeño, el referéndum revocatorio que promueve la alternativa democrática es un pretexto para una invasión.

“Este referendo es para generar las condiciones para calentar las calles y justificar un golpe de Estado o una intervención extranjera, para eso lo están intentado activar, con muy poco apoyo”, afirmó el jefe de Estado.

En este sentido, la abogada y Presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, ha insistido en que si la Fanb “quiere paz”, no se “interponga en el derecho de un pueblo” a tener un referéndum revocatorio este año.

A su juicio, la agenda concreta para el diálogo en Venezuela debe incluir el retorno de la Fuerza Armada Nacional al carril constitucional.

NUEVAS FUNCIONES DE LA FANB

Recientemente, las fuerzas militares y los cuerpos de seguridad fueron autorizados, por vía de decreto de estado de excepción y emergencia económica, a apoyar al Ejecutivo en la distribución y comercialización de los alimentos y otros productos básicos, reseñó The Associated Press.

La nueva normativa da licencia al Gobierno para dictar planes de seguridad pública ante posibles “acciones desestabilizadoras”, y le da atribuciones de “vigilancia y organización” a los comités locales de abastecimiento, a los consejos comunales, la Fuerza Armada y las policías.

En este sentido, el excandidato presidencial, Henrique Capriles, emplazó a los militares venezolanos a decidir “si están” con la Constitución o con Nicolás Maduro, y llamó al país a desacatar la medida presidencial que consideró ilegal.

Asimismo, exhortó al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, a resolver si cumple con su deber ante la nación o se pone la franela del partido chavista.

La Fuerza Armada “es inobjetablemente bolivariana”, ha dicho el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quien asegura, además, que “es mentira” que la Fanb sostiene al Gobierno, esto en relación a los constantes señalamientos de la oposición.

FUERZA ARMADA ¿CON APELLIDO?

A través de un comunicado, María Corina Machado, dirigente de Vente Venezuela, recordó a los militares la “esencia de la FAN (Fuerza Armada Nacional)” y lo que espera el país de la institución. Esto, “ante la ilegal pretensión de emplearlos ahora como carceleros y eventuales verdugos de un pueblo hambriento”.

“Confío en que los valores esenciales que les inspiran siguen vigentes y que es sólo una minoría la que recibe órdenes de un régimen extranjero (en referencia a Cuba) que se ha pervertido en actividades ilícitas y que hoy deshonra con sus acciones a la institucionalidad militar”, sostuvo.

Hace unos días la polémica por el rol de la Fanb en la real defensa de la soberanía venezolana se acrecentó cuando el expresidente colombiano Álvaro Uribe, férreo opositor al Gobierno de Nicolás Maduro, acusó a comandantes venezolanos de estar vinculados a la corrupción y actuación del “narcoterrorismo”.

Uribe publicó una batería de preguntas, y reprochó: “¿Por qué algunos Comandantes en lugar de apuntar los fusiles hacia Colombia y en contra de los ciudadanos de Venezuela no desisten de proteger a la tiranía?”.

“Que sean los soldados de Venezuela quienes permitan que el pueblo derrumbe la tiranía y se encuentre con su futuro democrático sin necesidad de una fuerza internacional, institucional y democrática que ayude en la tarea”, remató.

Para el exgobernador del Zulia, Pablo Pérez, los tiempos que vive Venezuela son complicados y pueden terminar en un desenlace que no sería el ideal, a menos que el Gobierno entienda que debe respetar y aceptar el derecho constitucional que tienen los venezolanos de buscar salidas legales a “un modelo que trajo miseria y deterioro social”.

Pérez, a través de una carta, se dirigió a la reserva moral “que aún existe y que es mayoría” en la institución militar: “El único apellido de la Fuerza Armada es institucional porque no pertenece a una parcialidad política (…) Ustedes padecen la crisis y son víctimas al igual que el resto del país de los errores de un modelo que colapsó. Conviértanse en reales guardianes de la paz y el progreso (…) Los venezolanos esperamos que ustedes cumplan con su deber con la patria”.

LO QUE DICE LA LEGISLACIÓN VENEZOLANA

De acuerdo con la Constitución de Venezuela en su artículo 328, La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación.

En el cumplimiento de sus funciones está el servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de la persona o parcialidad política alguna.

Refiere AFP que desde que Chávez, militar de profesión, asumió la presidencia de Venezuela en 1999, las fuerzas armadas han cobrado un papel preponderante en la política del país. Actualmente, casi la mitad de los gobernadores y el 25 por ciento de sus ministros son uniformados.

Al respecto, algunos críticos y analistas se aventuran a considerar que la base de apoyo de Maduro, cuya popularidad según la encuestadora Datanálisis ronda el 26,8%, no está en la calle sino en los cuarteles.