Habla el paciente que no pudo ser trasplantado por un apagón

La patología del señor Alexis García es insuficiencia renal crónica producida por la hipertensión.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Odailys Luque / La Verdad.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El jueves de la semana pasada un “apagón” interrumpió una cirugía de trasplante de riñón, que casi le cuesta la vida a Alexis García, abogado de 56 años. El hecho fue difundido a través de las redes sociales por una de las especialistas del equipo médico. Ahora, Alexis rompió el silencio y contó al diario La Verdad su calvario.

“Al fin salí de esto”, le dijo Alexis García a su esposa Eslinda Espina luego de nueve horas en un pabellón del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM).

El pasado miércoles a las 7:00 am, García recibió una llamada de la unidad de trasplante del hospital para informarle que él y seis personas más fueron seleccionados para el trasplante de riñón. “Yo preparé todo y nos fuimos para el hospital”, dijo.

Una vez ahí le hicieron exámenes para verificar la compatibilidad del órgano, hasta las 11:00 pm “cuando finalmente nos dicen que de los seis preseleccionados solo dos habían quedado, Alexis y otra señora”, contó Eslinda Espina, esposa del paciente.

Con la orden para una diálisis preoperatoria salieron esa noche del hospital.

“Cuando llegó el jueves, a primera hora ya todo estaba listo para la diálisis, yo solo pensaba en cómo iba a cambiar mi vida luego de la operación, así que cuando ya marcaban las 11:00 estaba otra vez en el HUM para ingresar a pabellón. A las 2:00 de la tarde finalmente me intervienen, luego de que terminó la operación de mi otra compañera de lucha”, relató García.

Antes de comenzar la operación, comenta García que le dieron “un paseíto”: “Me pasearon de una sala de operación a otra, porque las luces eran deficientes. Yo solo escuchaba que el médico decía ‘en este pabellón no puedo operar porque no hay iluminación’, y así llegamos a la tercera sala donde, al cabo de unos minutos, quedé inconsciente”.

La patología del señor Alexis García es insuficiencia renal crónica producida por la hipertensión.

COMIENZA EL CAOS

Aproximadamente a las 4:50 pm se fue la luz en el Hospital Universitario, las plantas no funcionaron y todo quedó a oscuras. Eslinda y sus hijos aguardaban en la sala de espera a oscuras y sin noticias.

“A mi me entró un desespero horrible, yo decía se me va a morir Alexis. Cuando se aproximaba la media noche el médico salió y dio la noticia: ‘el trasplante no pudo realizarse porque el apagón no lo permitió’ y, además de eso, el riñón se pudrió porque pasó más de 30 horas sin refrigerarse. Lo medio cocieron alumbrando con las linternas de los teléfonos, porque no había ni una lámpara y así lo dejaron en el pabellón, con calor, después lo sacaron porque se despertó y estaba sudando mucho, y cuando ya vino la luz esperamos casi tres horas con él en el pasillo a que llegara el ascensor para llevarlo a la habitación”, recordó Espina.

A pesar de todo, la señora Espina reconoce el trabajo del equipo médico del HUM, pero se lamenta por la pérdida del riñón, pues asegura que esperar tantos años por un órgano no es fácil. Reconoció que teme a que no llegue pronto un riñón que sea compatible con el abogado.

“Vamos a esperar otro riñón, por lo pronto está de primero en la lista que maneja la Unidad de Trasplante Renal del hospital, eso en cuanto llegue un riñón que sea A positivo, pero me da mucho miedo porque mi esposo ya no puede esperar tanto”, sesgó.

45 centímetros mide la herida por la cirugía fallida, que lo mantendrá inmóvil por aproximadamente 90 días.

DENUNCIA

Aunque Espina reconoce la labor del equipo médico que en ese momento tenía la responsabilidad de velar por la vida de García, denuncia “el descaro y la falta de humanidad del doctor Samuel Viloria”, director del Hospital Universitario de Maracaibo.

“Yo hablé con el director del hospital y en mi cara me dijo que el tenía una reunión muy importante, yo le dije sí, pero yo soy la esposa del señor que le hicieron el trasplante fallido porque se fue la luz, y el muy descarado me dijo, ‘pues aquí todos los aparatos están en buenas condiciones’. Yo le dije: pues se notó tanto que el trasplante de mi esposo se dañó. Y él se fue y me dejó con la palabra en la boca”, detalló.

Asimismo, Eslinda aseguró que “en la unidad de diálisis del noveno piso no hay aire hace tres meses y los pacientes se dializan con un cartón en la mano”.

De acuerdo con el diario zuliano, extraoficialmente se conoció que una mujer murió en la Unidad de Cuidados Intensivos a causa de la misma falla eléctrica. El mismo Alexis contó que el martes pasado “venía un señor a dializarse muy sofocado porque los ascensores no sirven y hace mucho calor. El hombre se puso mal y mientras esperaba el ascensor para ser trasladado a emergencia falleció”.

La pareja solicitó a la Defensoría del Pueblo que haga una investigación exhaustiva por estos acontecimientos, e instó a la secretaria de Salud del estado Zulia, Tania Mesa, a “que diga la verdad”: “Que cuando en el HUM se va la luz hay gente que corre peligro e incluso pierde la vida”.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.
Categoría: Venezuela | Claves: sucesos Zulia