Habla la madre del niño que murió por difteria en Bolívar

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La madre de Abismael Espinoza, el niño de 8 años que murió el pasado 24 de septiembre a consecuencia de la difteria en el estado Bolívar, rompió el silencio: “¿Por qué tuvieron que esperar que mi hijo se muriera de difteria para sacar eso a la luz?”, preguntó.

Según lo publicado por el semanario el Correo del Caroní, Gregoria Rodríguez, o como la llaman Goya, continuó realizando una serie de cuestionamientos: “Así como se murió mi niño, ¿se van a tener que morir otros? ¿Por qué esto no lo sacaron a la luz pública si se murieron dos niños? ¿Por qué no lo dijeron?”.

Asimismo, criticó que “la política gubernamental” sobre el tema de la difteria sea “el silencio” y “la desinformación”, puesto que la primera vez que escuchó hablar de esta enfermedad fue a raíz del fallecimiento de su hijo.

Esta mujer contó que cuando Abismael se enfermó los síntomas que presentaba eran los de resfriado y una “persistente amigdalitis”.

“Él empezó con fiebre y dolor de garganta el jueves (15 de septiembre). Yo pensaba que era una gripecita y luego le dio el dolor en la garganta. El lunes (19) tenía el dolorcito y me dijo que no podía comer. Como uno está acostumbrado a que la amigdalitis es así, le di amoxicilina, pero no le hizo nada”, apuntó.

Al día siguiente, el 20 de septiembre, su hijo tenía algo blanquecino en la lengua en la pared de la faringe, por lo que al día siguiente, el 21 del mismo mes, fueron al pediátrico del Hospital Dr. Raúl Leoni, en donde 12 horas después fue hospitalizado.

“Una doctora fue sincera y me dijo: lo que tiene tu niño es grave y se han muerto otros dos por eso y tenemos una en terapia intensiva. Y también me dijo ese nombre: difteria”, recordó.

Sin embargo, manifestó que el día después de haber sido ingreso al centro de salud, Abismael sufrió un paro y el sábado 24 de septiembre murió.

“A él le fueron a meter oxígeno y de la desesperación no pudo más. Antes de morirse, me preguntó: ‘Mami, ¿eso mata?’ Yo sabía que era grave y que se habían muerto dos niños. Por otra parte yo digo: ¿Tuvieron que esperar que mi hijo se muriera para sacar eso a la luz? Porque si había dos niños muertos y dos en terapia, ¿por qué no lo sacaron a la luz, a la radio, por qué no lo dijeron?”, cuestionó.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO PUBLICADO POR EL MEDIO, PULSE AQUÍ.