Rousseff retomará la confianza con ajuste fiscal y ofensiva exportadora

"Vamos a tener una agenda más proactiva de acceso a los mercados (...) Y parte de eso es nuestra búsqueda sistemática de ampliación de relaciones con los demás países"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Brasilia, Brasil. AFP).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el martes que el plan de ajuste fiscal en curso estará acompañado de una agresiva política exportadora, durante el lanzamiento de un paquete financiero para el agro de más de 60.000 millones de dólares.

Brasil, una potencia del sector agroalimentario mundial, destinará un 20% más de fondos para apoyar a los productores durante el ciclo 2015/16, pese a haber cortado más de 23.000 millones de dólares de su partida presupuestaria 2015 y estar impulsando en el parlamento medidas para reducir el gasto público.

“Vamos a tener una agenda más proactiva de acceso a los mercados (…) Y parte de eso es nuestra búsqueda sistemática de ampliación de relaciones con los demás países. Fue el caso de la visita del primer ministro (chino) Li Keqiang, de nuestra visita a México, y será el caso de nuestra relación con la Unión Europea y la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y de nuestra visita a Estados Unidos, y al recibir en agosto a la canciller (alemana) Angela Merkel”, señaló Rousseff.

“Vamos a ampliar todavía más las acciones de promoción comercial, vamos a perfeccionar los mecanismos de apoyo a las exportaciones, tanto mecanismos crediticios como también mecanismos de regulación”, añadió durante un acto en Brasilia.

Enn este sentido, es importante mencionar que Rousseff viajará a Washington en visita oficial entre el 29 de junio y el 1 de julio.

La séptima economía del mundo recorre su quinto año de lento o nulo crecimiento -la proyección oficial es que el PIB caerá 1,2% en 2015- y tiene la mayoría de sus indicadores en rojo, como cuentas públicas y balanza comercial, mientras el desempleo crece y la inflación anualizada proyecta superar el 8%.

“Estamos haciendo ajustes en la economía, en especial en los gastos del gobierno federal. El objetivo común de todas las medidas que venimos adoptando es mejorar el ambiente económico y reforzar la confianza en el país, para que Brasil vuelva a crecer en el menor plazo posible”, sintetizó Rousseff, cuya popularidad se ha derrumbado al ritmo del deterioro económico y de las revelaciones de un gigantesco fraude en la estatal Petrobras.

Salpicado por el escándalo de sobornos, que le costó más de 2.000 millones de dólares a la empresa y envió a prisión al extesorero del oficialista Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), el Gobierno lucha por terminar de aprobar en el Congreso medidas para reducir el gasto.