Rubén Limardo perdió 15-5 contra el egipcio Ayman Fayez

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Río de Janeiro, Brasil. AFP).- El venezolano Rubén Limardo, que en los Juegos de Londres-2012 fue el gran héroe de su país al ganar el oro olímpico, quedó eliminado este martes en los dieciseisavos de final de espada individual, en su primer duelo en Rio-2016.

Rubén Limardo, de 31 años, perdió por 15 tocados a 5 ante el egipcio Ayman Fayez (25 años), que en los Juegos de Londres había sido 24º y luego 40º en el Mundial del año pasado.

“Le gané en Londres 15 a 13 a él. Es un contrincante que ha venido mejorando muchísimo, tiene un buen nivel. Hoy no pude descifrarlo y él pudo hacer un buen combate”, explicó el esgrimista venezolano al término de la prueba.

“Durante esta temporada le ha ido muy bien, a mí no me ha ido como yo esperaba. Así es la esgrima, ayer estábamos en la gloria, hoy en la derrota. Solamente hay un aprendizaje y hay que salir adelante”, añadió.

Algo mejor fue el balance para Francisco Limardo, hermano de Rubén, que pudo al menos superar dos rondas antes de caer en octavos de final ante el estonio Nikolai Novosjolov (15-12). Otro venezolano, Silvio Fernández, perdió su primer combate con el surcoreano Jung Jinsun (15-8).

La eliminación prematura de Rubén Limardo fue una gran decepción para el hombre que llegó como una de las grandes esperanzas para Venezuela en estos Juegos Olímpicos.

“Es muy difícil para mí venir con la carga de todo el país, de toda una nación que apostó a mí. Creo que nunca tuve presión, pero me pegó al final”, admitió.

MALARIA Y UNA LESIÓN

Crédito: Reuters

Hace cuatro años, Limardo se ganó un lugar en la historia del deporte venezolano al lograr el segundo oro olímpico para el país, después del conseguido por el boxeador Francisco ‘Morochito’ Rodríguez en México-1968.

Desde su título en Londres consiguió también una plata en el Mundial de 2013 en Budapest. En 2015 fue séptimo en el Mundial de Moscú y campeón en los Juegos Panamericanos de Toronto.

Pese a ese éxito en Canadá, había caído hasta el 22º puesto en la clasificación mundial y no estaba en las quinielas de los especialistas.

“Después de ganar en Londres y tener una temporada excelente en 2013 me han pasado múltiples cosas, que no me han dejado estar al 100%. Primero la malaria, después se me rompió un ligamento en la rodilla derecha. Fui operado, ausente todo 2014”, relató.

“A pesar de que muchas personas me veían favorito para revalidar el título de Londres eso no te garantiza nada porque eso eran cuatro años atrás. Uno tiene que estar aquí rankeado entre los diez mejores del mundo”, explicó.

En los Juegos Olímpicos de Rio, tuvo el honor de ser el abanderado de Venezuela en la ceremonia de inauguración.

Rubén Limardo tendrá la oportunidad de tomarse la revancha en la otra prueba en la que está inscrito en estos Juegos Olímpicos, la de espada por equipos, en la que Venezuela empezará con un duelo ante los anfitriones brasileños el domingo.

Allí formará cuarteto con Silvio Fernández y con sus dos hermanos, el de sangre Francisco Limardo y Kelvin Cañas, adoptado por su madre.

Lo que ya no podrá lograr Rubén Limardo es emular la hazaña del cubano Ramón Fonst, primer oro de la historia olímpica de Latinoamérica, en París-1900, y el único que ha conseguido dos títulos olímpicos consecutivos en espada.

“Me hace falta seguir una buena preparación para llegar al tope. Quizá no me resultó la presión”, reconoció.

Crédito: Reuters

Crédito: Reuters