Rubio no quiere un embajador de EEUU en Cuba

Rubio exige al Gobierno del presidente Barack Obama que demande la devolución de los bienes expropiados a ciudadanos estadounidenses tras la Revolución Cubana, así como que se extradite a cualquier terrorista o fugitivo que pueda encontrarse en suelo cubano.

Rubio no quiere un embajador de EEUU en CubaEn una carta enviada el lunes al secretario de Estado, John Kerry, Marco Rubio expuso cuatro áreas que dice deben abordarse antes de que se alcance un acuerdo final con La Habana. Crédito: Chris Keane / Reuters.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). El senador republicano y precandidato presidencial de Estados Unidos Marco Rubio advirtió hoy al secretario de Estado, John Kerry, que se opondrá a cualquier nombramiento de un embajador estadounidense en Cuba hasta que no se cumplan varios requisitos que considera imprescindibles.

En una carta enviada el lunes al secretario de Estado, John Kerry, Rubio expuso cuatro áreas que dice deben abordarse antes de que se alcance un acuerdo final con La Habana. Esas áreas son:


• Las reformas políticas y los derechos humanos, en particular como las detenciones y la represión de los disidentes pacíficos, que según los informes, se han disparado desde que la normalización comenzó a principios de este año.

• La repatriación de más de 70 fugitivos estadounidenses que recibieron puerto seguro en Cuba. La lista incluye a Joanne Chesimard, que escapó de prisión y huyó a Cuba en 1979, dos años después de haber sido declarado culpable de asesinar en el estado de Nueva Jersey a Trooper Werner Foerster.

• Solución de miles de millones de dólares en reclamos de propiedad estadounidense pendientes, contra el gobierno cubano. Miles de solicitantes estadounidenses han esperado décadas para ser compensados ​​por el régimen de Castro por la “expropiación ilegal de sus bienes y activos”, escribió Rubio a Kerry.

• Garantizar que los diplomáticos estadounidenses en Cuba podrán viajar libremente por todo el país sin interferencia del gobierno cubano.

“Al condicionar cualquier normalización de relaciones con Cuba sobre estos temas y otras áreas, EE UU puede aprovechar la posibilidad de mejorar las relaciones bilaterales para obtener beneficios tangibles tanto para los pueblos americanos como cubanos,” puntualizó Rubio en su misiva a Kerry.


Sin embargo, abordar estas cuestiones todavía no garantizaría el apoyo de Rubio para la normalización de las relaciones diplomáticas entre las dos naciones. El candidato presidencial de 2016 e hijo de inmigrantes cubanos ha sido uno de los críticos más duros de la normalización desde que el presidente Obama anunció en diciembre que renovaría las relaciones diplomáticas con La Habana.

El principal negociador de Obama con Cuba dijo en una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado el mes pasado que el tener una mayor presencia de Estados Unidos en la isla mejoraría las condiciones políticas, pero la secretaria de Estado adjunta, Roberta Jacobson, también reconoció que el gobierno cubano no ha hecho ninguna promesa específica, a pesar de meses de negociaciones.