Sacan al Dáesh de la frontera con Turquía y asedian Alepo

Desde el inicio del conflicto kurdo en Turquía en 1984, 40.000 personas han muerto y centenares de miles han debido huir

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Ankara, Turquía. AFP).- El ejército turco y fuerzas rebeldes sirias desalojaron a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) de su última posición en la frontera sirio-turca este domingo, menos de 48 horas después de iniciar un nuevo frente en su inesperada ofensiva en Siria.

El Primer ministro turco Binali Yildirim dijo que las fuerzas de su país y los rebeldes sirios sacaron a las “organizaciones terroristas” de su frontera con Siria, quitándole al EI rutas claves de tránsito para suministros y reclutamiento.

“Desde Azaz a Jarabulus, nuestra frontera de 91 km fue completamente controlada”, dijo Yildirim en una declaración televisada desde la ciudad de Diyarbakir (sureste).

“El Estado islámico perdió contacto con el mundo exterior tras perder las últimas poblaciones en su poder en la frontera”, indicó por su parte el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), organización con sede en Gran Bretaña y con amplia red de informantes en el terreno.

El avance ocurre en el marco de la operación Escudo del Éufrates iniciada el 24 de agosto, para atacar simultáneamente al EI y a las fuerzas kurdas del YPG que desempeñaron un papel clave para sacar a los yihadistas de la frontera sirio-turca.

La milicia kurda YPG es aliada clave de la coalición liderada por Estados Unidos contra el EI, y ha recuperado grandes partes de territorio que se encontraba en manos de los yihadistas en Siria.

Pero el gobierno turco considera al YPG como un grupo “terrorista” y se ha mostrado alarmado por su expansión en la frontera, pues teme la creación de una región semiautónoma kurda en el norte de Siria.

La pérdida de la frontera con Turquía priva al EI de una vía fundamental para obtener suministros y adeptos, aunque el grupo continúa en posesión de territorio tanto en Siria como en Irak.

FUERZAS SIRIAS SITIAN DE NUEVO A ZONAS REBELDES EN ALEPO

Las fuerzas del gobierno sirio ocuparon este domingo una escuela militar y cercaron nuevamente los barrios en manos de los rebeldes en Alepo (norte de Siria), anunció el OSDH.

“El ejército ocupó (el domingo) la academia de artillería, de manera que ahora controla las tres escuelas militares y los barrios del este (de Alepo) volvieron a quedar totalmente cercados”, dijo a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Una fuente militar siria había anunciado en la mañana la toma total de la escuela de armamento. En los últimos días el ejército había tomado la escuela técnica de la fuerza aérea.

Estas tres academias están en la periferia sur de la antigua capital económica y, al tomarlas, el ejército y sus aliados cierran la única vía de suministro de los barrios controlados por los insurgentes, donde viven unas 250.000 personas.

Ex capital económica del país, Alepo está dividida en dos desde julio de 2012, al este los barrios rebeldes y al oeste los barrios controlados por el régimen.

ERDOGAN PIDE SOLIDARIDAD A FUERZAS DE LA COALICIÓN

El domingo, al margen de la cumbre del G20 en China, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan llamó a los países de la OTAN -de la que Turquía es miembro- a mantener una postura común sobre todas las organizaciones “terroristas”.

“No hay buenos o malos terroristas. Todas las formas de terrorismo son malas y debemos estar unidos contra ellas”, declaró tras reunirse con su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Erdogan insistió en la necesidad de evitar a toda costa que se forme un “corredor del terror” en la frontera turco-siria, en referencia al deseo de las milicias kurdas de unir los cantones de Afrin y Kobane en el norte de Siria para formar una zona autónoma con continuidad geográfica.

“Para evitar ese corredor del terror, las fuerzas de la coalición deben ser solidarias con Turquía en esta lucha. Creo que saldremos victoriosos de ese combate“, afirmó el presidente turco.

EJÉRCITO TURCO DESTRUYE POSICIONES DEL PKK

El ejército turco bombardeó una decena de objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el este de Turquía.

Estos nuevos bombardeos se produjeron pocas horas después de la muerte de 22 soldados turcos y de un vigilante en enfrentamientos con el movimiento rebelde kurdo en la misma región.

El PKK, considerado como una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, lleva a cabo regularmente ataques contra las fuerzas de seguridad turcas, que han dejado centenares de muertos desde que hace un año se suspendieron las conversaciones entre el grupo y el gobierno turco.

Desde el inicio del conflicto kurdo en Turquía en 1984, 40.000 personas han muerto y centenares de miles han debido huir.