Sánchez Berzaín: la única agenda de diálogo debe ser el fin del Gobierno

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El politólogo, abogado y director del Interamerican Institute for Democracy, Carlos Sánchez Berzaín, consideró que la única negociación que debe presentar la oposición al Gobierno venezolano es la salida del presidente Nicolás Maduro, en un diálogo que tiene previsto realizarse este miércoles 15 de noviembre en República Dominicana.

Berzaín respondió a alguno de los ejemplos citados por el presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN), Luis Florido, quien hizo referencia a casos como la dictadura de Pinochet donde la concertación chilena se sentó a negociar, o el caso de Mandela que también dialogó con el Gobierno segregacionista de Sudáfrica.

“Nadie puede estar en contra de la negociación pero todo depende de lo que se negocia, la falla de la oposición que va a las mesas de negociación con la dictadura venezolana es que no pone como tema de negociación la salida del régimen, cuando Mandela negociaba con el Gobierno segregacionista de Sudáfrica negociaba la salida del régimen, cuando la concertación chilena negociaba con Pinochet negociaba la salida de Pinochet, y lo llevaron a un referéndum que Pinochet perdió. No se discutía otra cosa que la salida”, explicó Berzaín en entrevista con la periodista Patricia Poleo.

En este sentido, el exiliado político boliviano reafirmó que la agenda del diálogo debe ser pública, o de lo contrario, puede ser tildada de “traición”.

“Cada quien puede mirarla como quiera, pero a mí me parece que es la agenda equivocada”, destacó.

Para Berzaín, una oposición que se sienta a negociar “qué tamaño de botella de oxígeno le van a dar al régimen” no se llama negociación. “Eso se llama maniobra de sobrevivencia para la dictadura”, expresó.

Asimismo, detalló que a su parecer la coalición opositora venezolana necesita ayuda “para que se dé cuenta” de que el pueblo no es “tonto”. Aseveró que elementos como la revolución comunicacional han colaborado en que las personas estén mucho más informadas, pregunte más y tenga mayores bases legales.