Lo que se discute en Venezuela “no es si Maduro se va, sino cómo”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Carlos Sánchez Berzaín, Director del Instituto Interamericano para la Democracia, conversó con Sumarium Radio sobre las Declaración de ese instituto sobre la situación humanitaria y política que vive Venezuela, profundizada a raíz de la suspensión del proceso de recolección de firmas para el referéndum revocatorio.

Como expresó el Dr. Sánchez Berzaín, dicha declaración institucional sobre la crisis de Venezuela se pronunció primeramente a favor de evitar la violencia y participar en un diálogo serio entre el gobierno y la oposición, siempre y cuando se cumplan tres condiciones:

La primera es la liberación de los presos políticos mantenidos injustamente en cautiverio. Segundo, que se ordene sin más dilaciones ni subterfugios insustanciales el referéndum revocatorio legitimado por la Constitución, o en su defecto, si ya no se puede hacer ese referéndum en el 2016, que se permita al pueblo expresarse libremente en elecciones para elegir al presidente de la república. El hecho es que este año tenía que haberse hecho un referéndum, pero Maduro lo bloqueó, y su régimen se convirtió así en un dictadura confesa más allá de la declaración que ya había hecho al respecto la OEA con el Informe Almagro, que ya había demostrado que en Venezuela no se cumplían ninguno de los elementos esenciales de la democracia contemplados en la Carta Democrática Interamericana. Y Finalmente que se respete el espíritu y la letra de la Carta Democrática Interamericana, firmada en Lima en el 2011 por Venezuela y los restantes países de las Américas, y que fue firmada por Hugo Chávez Frías, cuando era un gobierno frágil pero muy entusiasta y esforzado porque esa Carta le iba a dar estabilidad, pero que el gobierno de Nicolás Maduro se ha empeñado en tratar de desconocer, aunque allí está el camino de una salida que debe producirse en los próximos días para evitar situaciones de violencia e interferencias en la voluntad soberana del pueblo venezolano.

Para Sánchez Berzaín hay que llamar las cosas por su nombre: Venezuela es una dictadura y Maduro es un dictador. Segundo, hay que mirar el contexto regional en el cual la dictadura venezolana es una dictadura títere de la dictadura mayor que es el castrismo. “Toda esta aventura que ha afectado a América Latina con lo que se llamaba movimiento bolivariano, Alba, y que ha terminado llamándose socialismo del siglo XXI, es una aventura que empieza Hugo Chavez llevándole todo el dinero del pueblo venezolano y después la soberanía venezolana a Cuba, para recrear las ideas comunistas expansionistas en América Latina del castrismo de la década de los 60, el foquismo, y en ese afán el líder en principio fue Chávez, pero al morir Chávez quedó el liderazgo no solamente del proyecto, sino de la América Latina, en manos de la dictadura más antigua de América Latina de la región.

Hasta el año 1999, América Latina tenía solamente una dictadura, pero cuando Chávez llena de dinero y entrega el patrimonio venezolano al castrismo, las dictaduras en América Latina se convierten en muchas más“. Según el Dr. Sánchez Berzaín, por esa razón hoy en día hay cinco dictaduras del socialismo del siglo XXI: Cuba, Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia, pero es en Venezuela donde se está librando la batalla por la libertad y la democracia de toda América. “Lo que pasa en Venezuela no es un tema solamente de Venezuela y los venezolanos, sino una batalla de todos los hombres y mujeres libres de América. Casi 200 años después de la Batalla de Cababobo, se está librando ahora la “Batalla de Venezuela” en la que si se derrota la dictadura, no tardará en caer Cuba, Ecuador, Bolivia , Nicaragua y todas la parafernalia antidemocrática que se ha instalado en la región en base al dinero del pueblo venezolano”.

En ese contexto, explica, aquí no depende de lo que quiera Maduro o su dictadura, sino depende de lo que quiere el pueblo venezolano que está demostrando masivamente que quiere cambio, que quiere volver a las vías de la libertad, de la democracia, de respeto a los derechos humanos, de justicia indedendiente, de libertad de prensa, en fin de todo lo que ha perdido y que no quiere convertirse en otra Cuba castrista, camino que está recorriendo hace mucho tiempo y en el que corre el riesgo de consolidarse.

Para Carlos Sánchez Berzaín, la mediación del Vaticano es un último recurso, pero no va a funcionar si no es una mediación que trata lo que tiene que tratar, porque con mediación o sin ella, hoy en Venezuela ya no se está discutiendo el qué, pues ya se sabe que Maduro tiene que dejar el poder, sino lo que se está discutiendo es el cómo. Hay entonces un avance trascendental, en el cual doce países de América Latina se están montado en el tema de defensa de la democracia. E internamente, el pueblo venezolano está movilizado. “La MUD no tiene más remedio que defender la libertad y la democracia, y tiene un camino que no tiene retroceso”. De manera que todas las condiciones muestran que con mediación o si mediación, lo que hoy en día se discute en Venezuela, ya no es el qué hacemos, lo que se está discutiendo es el cómo se va Maduro: si es con revocatorio, si es juicio de responsabilidad, si es con cesación, si es con elección. Pero el hecho es que Maduro se va.