Santos fue galardonado con el Nobel de la Paz por sus esfuerzos con las Farc

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: EFE

(Noruega. AFP) – El presidente de Colombia Juan Manuel Santos fue galardonado este viernes con el Nobel de la Paz por sus “esfuerzos tenaces para poner fin a una guerra civil de más de 50 años”, pese al triunfo del no en el plebiscito sobre el acuerdo con la guerrilla de las FARC.

Lea también: Momentos que marcaron 52 años de conflicto con las Farc

Lea también: Premio Nobel ayudará a impulsar proceso de paz, dice Santos

“Existe un peligro real de que el proceso de paz se interrumpa y de que la guerra civil se reanude”, lo que hace “todavía más urgente el respeto del alto el fuego por las partes, encabezadas por el presidente Santos y el jefe de la guerrilla de las FARC Rodrigo Londoño”, conocido como Timochenko, declaró la presidenta del Comité Nobel noruego, Kaci Kullmann Five.

“El hecho de que una mayoría de votantes dijera no al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto”, argumentó Kullmann Five. “El referéndum no era una votación a favor o en contra de la paz”, agregó.

Contra todo pronóstico, un 50,21% de los colombianos se opusieron el pasado domingo al acuerdo de paz firmado el 26 de septiembre por el presidente Santos y Timochenko tras casi cuatro años de conversaciones de paz en La Habana.

El premio, que consiste en una medalla de oro, un diploma y un cheque de ocho millones de coronas suecas (unos 950.00 dólares), será entregado en Oslo el 10 de diciembre, fecha de aniversario de la muerte de su fundador el inventor e industrial sueco Alfred Nobel (1833-1896).

El año pasado, el Nobel de la Paz fue para el Cuarteto para el Diálogo Nacional Tunecino, actores de la sociedad civil que permitieron salvar la transición democrática en Túnez.

Este año el instituto Nobel noruego había recibido no menos de 376 candidaturas para el premio Nobel de la paz, un centenar más que el récord anterior (278).

A continuación el comunicado emitido por el Comité Noruego del Nobel al anunciar la atribución del premio de la Paz al presidente de Colombia Juan Manuel Santos por sus esfuerzos para impulsar un proceso de paz con la guerrilla marxista de las FARC.

“El Comité del Nobel noruego decidió conceder el Premio Nobel de la Paz 2016 al presidente colombiano Juan Manuel Santos por sus tenaces esfuerzos para poner un fin a la guerra civil que ha vivido su país durante más de 50 años y que provocó el desplazamiento de cerca de seis millones de personas. Esta recompensa también tiene que ser vista como un homenaje al pueblo colombiano, que pese a las grandes pruebas y los abusos que ha sufrido, no abandonó la esperanza de una paz justa, y para todas las partes que han contribuido al proceso de paz. El homenaje es sobre todo, para los seres queridos de las innumerables víctimas de esta guerra civil.

El presidente Santos lanzó un proceso de diálogo, que culminó con la firma de un acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, y siempre buscó hacer avanzar este proceso.

A pesar de que sabía que era algo controvertido, jugó un rol esencial para que los electores pudieran expresar su opinión sobre los acuerdos de paz en un referéndum.

El resultado de las votaciones no fue el que hubiera querido el presidente Santos: ya que por una ligera ventaja, una mayoría de los 13 millones de colombianos que fueron a las urnas, votó en contra de lo que hubiera querido el presidente Santos y dijeron no al acuerdo.

Este resultado creó una gran incertidumbre en torno al futuro de Colombia. Existe un riesgo cierto de que el proceso de paz sea interrumpido y que la guerra civil se reanude.

Por ello se hace aún más importante que las partes, lideradas por el presidente Santos y por el líder de la guerrilla de las FARC Rodrigo Londoño (Timochenko), sigan respetando el cese el fuego.

El hecho de que la mayoría de los electores hayan dicho “No” al acuerdo de paz no implica forzosamente que el proceso de paz esté muerto. El referéndum no era un voto a favor o en contra de la paz. Lo que los partidarios del “No” rechazaron no fue el anhelo de paz, sino un acuerdo específico. El Comité del Nobel destaca la importante de la invitación que hizo el presidente Santos a todas las partes para participar en un amplio diálogo nacional, para hacer avanzar el proceso de paz.

Incluso quienes se opusieron al acuerdo celebraron que haya este diálogo. El Comité del Nobel espera que todas las partes retomen su cuota de responsabilidad y participen de forma constructiva a las negociaciones de paz en un futuro.

Encontrar el equilibrio entre la necesidad de que haya una reconciliación nacional y la justicia para las víctimas va a ser un ejercicio particularmente difícil. Una característica importante del proceso de paz colombiano ha sido la participación de los representantes de las víctimas de esta guerra.

Ver la valentía y la voluntad de los representantes de las víctimas a la hora de dar testimonio de las atrocidades y de confrontar a los responsables de cada parte beligerante, ha provocado una fuerte impresión.

Al concederle el Premio Nobel de Paz este año al presidente, Juan Manuel Santos, el Comité Noruego del Nobel desea alentar a todos los que se esfuerzan para lograr la paz, la reconciliación y la justicia en Colombia.

El mismo presidente fue muy claro a la hora de decir que va a seguir su labor para conseguir la paz hasta el último día de su mandato.

El Comité espera que el premio de la Paz le dé la fuerza para tener éxito en esta exigente tarea. Es más, el Comité alimenta la esperanza de ver en los próximos años al pueblo colombiano recogiendo los frutos del proceso de paz y de la reconciliación que hay en marcha.

Sólo en ese momento, el país podrá combatir grandes problemas como la pobreza, la injusticia y la criminalidad ligada al tráfico de droga.

La guerra civil en Colombia es una de las guerras civiles contemporáneas más largas que ha habido y es el único conflicto armado que subsiste en el continente americano.

La profunda convicción del Comité Noruego del Nobel es que, pese a la victoria del no en el referéndum, el presidente Santos acercó este cruento conflicto de una conclusión pacífica, y que se sentaron la mayoría de las bases con miras a un desarme verificable de los guerrilleros de las FARC y a un proceso histórico de fraternización y de una reconciliación nacional. Estos esfuerzos para promover la paz están acordes con la carta y al espíritu del testamento de Alfred Nobel”.